¿Estás preparando una escapada a Edimburgo? A lo largo de los 6 años de vida de Más Edimburgo, hemos recibido cientos de consultas y dudas de lectores que preparan su aventura escocesa.

Hoy queremos recopilar algunos de los problemas más comunes y darles respuesta: aquí tienes 10 errores que cometemos al viajar a Edimburgo y cómo puedes evitarlos.

Aunque ya verás que son detalles y, sea como sea, estamos seguros de que disfrutarás de tu aventura al máximo. ¡Vamos allá!

Errores que cometemos al viajar a Edimburgo - el Castillo de Edimburgo

Errores comunes al visitar Edimburgo

1. Alquilar un coche para visitar la ciudad

El coche es un gran aliado para explorar los paisajes escoceses, pero, en cuanto llegues a la capital, olvídate del volante.

Por un lado, porque no hay mejor forma de recorrer Edimburgo que a pie: las distancias en el centro son pequeñas y, por el camino, te empaparás de esa arquitectura y atmósfera que la hacen única.

Cuando necesites un descanso, o cuando tu destino esté un poco más lejos, súbete a uno de los buses de Lothian Buses que circulan sin descanso por la ciudad.

Por otro lado, porque conducir por lugares turísticos es de todo menos práctico: algunas calles del centro están cerradas a vehículos privados, el aparcamiento es carísimo… ¡A caminar se ha dicho!

Para empezar a entrenar las piernas, aquí tienes una ruta a pie por la Old Town, y aquí, una ruta por la New Town y Stockbridge.

Errores que cometemos al viajar a Edimburgo - La Royal Mile

2. No tener en cuenta los desniveles

Aunque somos unos grandes defensores de explorar Edimburgo a pie, hay algo que debes tener en cuenta antes de ponerte en marcha (sobre todo si viajas con niños o con personas con movilidad reducida): es una ciudad repleta de cuestas y desniveles.

Sobre el mapa, las calles y distancias parecen inofensivas, pero es probable que en algún momento del día acabes con la lengua fuera subiendo alguna pendiente.

La estructura de la Old Town también se las trae, ya que, en algunas zonas, los puentes y calles se distribuyen en niveles distintos. Mientras paseas por lugares como South Bridge o George IV Bridge, ni te das cuenta, pero de repente te encuentras por encima de la calle a la que querías ir y tienes que buscar alguna callejuela o escaleras por donde bajar.

¡Una de las muchas curiosidades que hacen que Edimburgo sea irrepetible!

Errores que cometemos al viajar a Edimburgo - Victoria Street

3. No tener cambio para el bus

Tanto para recuperarte después de subir unas cuantas cuestas como para llegar a barrios alejados del centro, los buses de Lothian Buses son una forma fantástica de recorrer Edimburgo.

Pasan cada pocos minutos y, aunque paran a menudo y no son precisamente rápidos, siempre puedes sentarte en primera fila del piso superior y contemplar la ciudad (y, las primeras veces, tener un mini infarto creyendo que chocas con todo el mundo).

Pero ten en cuenta que en los buses no devuelven cambio, así que necesitarás tener el importe exacto en monedas. ¡A acumular calderilla!

Eso, o comprar un Day Ticket, un abono ilimitado de un día que te permite subir a tantos buses como quieras. Si haces 3 trayectos o más al día, ya te compensa.

Qué hacer gratis en Edimburgo: museos, edificios y festivales

4. No consultar los horarios de restaurantes y atracciones

Si tienes planes concretos, ya sea para cenar en un restaurante, parar en una de esas cafeterías monísimas de la ciudad o visitar un museo o atracción, consulta siempre, siempre los horarios previamente.

En Edimburgo, la mayoría de lugares cierra pronto, alrededor de las 17:00 (excepto restaurantes, pubs y algunas tiendas turísticas). Además, en invierno muchas atracciones tienen horarios especiales y cierran determinados días a la semana.

Y no solo eso, sino que, como en el resto de Escocia, muchas atracciones cierran a una hora (pongamos a las 17:00) pero dejan de aceptar visitantes nuevos un ratito antes (por ejemplo, a las 16:00 o 16:30). ¡Organízate y la ciudad no podrá contigo!

Visitar el palacio de Holyrood y la Holyrood Abbey, en Edimburgo

5. Dedicar poco tiempo a la ciudad

A menudo recibimos comentarios del tipo: ‘Tengo 4 días para visitar Escocia y había pensado dedicar 1 día a Edimburgo y el resto a…’.

Quizás porque no llega al tamaño de otras metrópolis, es fácil pensar que Edimburgo se visita rápido. Y, sí, como comentábamos más arriba, el centro es bastante compacto y las distancias son asequibles.

Aun así, la ciudad es una caja de sorpresas constante: en cuanto comienzas a pasearla, te das cuenta de que podrías pasar días y a días descubriendo sus barrios, callejones, jardines, cementerios…

Cada viaje es un mundo, pero, si puedes elegir, nosotros siempre recomendamos dedicarle por lo menos 2 días y, a ser posible, 3. En un día, tendrías que conformarte solo con lo más destacado del centro, pero…

Los barrios de Edimburgo - La Old Town

6. No ir más allá de la Royal Mile y Princes St

…Edimburgo es muchísimo más que la Royal Mile y Princes St, sus dos calles más archiconocidas. Es cierto que, la primera vez que visites la ciudad, te centrarás en la Old Town y en la New Town, los dos barrios principales.

Pero, incluso en los lugares más frecuentados por los turistas, es fácil salirte un poquito de la ruta y disfrutar de otro Edimburgo. Sé curioso, cuélate en los callejones y jardines, explora las calles menos transitadas y la recompensa será una faceta de la ciudad que seguro que te enamora tanto como el Castillo.

Y, por supuesto, si tienes unas horas libres, piérdete en otros barrios, como Stockbridge, Leith o Morningside; sube a alguna colina con buenas vistas, como Blackford Hill, y descubre sitios sorprendentes como la isla de Cramond, el castillo de Craigmillar o el jardín del Dr Neil.

Edimburgo es tan típica y atípica, tan turística e insólita, tan transitada y calmada, como a ti te apetezca en cada momento.

Aquí te contamos qué ver en Edimburgo en 2 o 3 días y, si necesitas más inspiración, aquí tienes 99 ideas de todo tipo en la ciudad.

Rincones secretos Edimburgo lugares originales Glenisla Gardens

7. Pensar que el Lago Ness es la única excursión posible

Siguiendo con lo más y menos conocido, muchos viajeros nos escriben porque se plantean hacer una excursión al Lago Ness desde Edimburgo.

Es la excursión más emblemática, porque, ¿quién no asocia Escocia con las oscuras aguas del loch y la silueta de Nessie? Pero, desde Edimburgo, la distancia es enorme, y se pasan más horas en el bus que sobre el terreno.

Con eso no queremos decirte que no vayas: si te hace ilusión, seguro que vale la pena. Pero, si tienes poco tiempo y no quieres pasarlo en transporte de aquí para allá, que sepas que, desde Edimburgo, existen muchísimas excursiones de un día geniales y más cercanas.

O, si prefieres una visita guiada en español, las compañías de tours ofrecen excursiones a sitios menos míticos pero igual de sorprendentes.

Además de la excursión a Inverness y el lago Ness, aquí puedes consultar otros tours organizados de un día. Si prefieres ir por libre, estas son nuestras excursiones favoritas desde Edimburgo.

Visitar el Lago Ness y el castillo de Urquhart desde Inverness por libre

8. Frotar la nariz de Bobby

La estatua del perrito Bobby, a las puertas del cementerio de Greyfriars, es uno de los monumentos más buscados de Edimburgo.

Todos queremos ver de cerca a este Skye Terrier que, según cuentan, veló la tumba de su dueño durante años. Pero, si antes nos conformábamos con la foto, desde hace unos años se ha puesto de moda frotarle la nariz para, según dicen, atraer la suerte.

A los edimburgueses no les sienta nada bien esta invención, ya que, como consecuencia del roce, la nariz se vuelve de otro color y cada poco tiempo hay que reparar la estatua. Así que, disfrutemos de Bobby… ¡pero dejemos en paz a su pobre wee nose!

Ruta Old Town Edimburgo Que ver Estatua Bobby perro

9. Viajar al aeropuerto de Prestwick si tienes pocos días

En tema de aeropuertos y aerolíneas, no siempre podemos elegir. Pero, si tienes pocos días para visitar Edimburgo y puedes volar al Edinburgh Airport, mejor que mejor.

Desde algunas ciudades, hay mejores ofertas al aeropuerto de Prestwick, en las afueras de Glasgow. Pero la diferencia de dinero no siempre compensa: mientras que el aeropuerto de Edimburgo está a poco más de 20 minutos del centro en transporte público (aquí te contamos cómo llegar), el de Prestwick se encuentra a más de 2 horas y lo más habitual es tener que hacer trasbordo en Glasgow.

Y, si tu vuelo llega fuera de los horarios más comunes, a veces llegar a la capital escocesa se convierte en una odisea (aquí te contamos todas las opciones de Prestwick a Edimburgo). Así que, si puedes elegir… ¡rumbo al Edinburgh Airport!

Dónde sacar las mejores fotos de Edimburgo: Calton Hill y el Nelson Monument

10. Reservar alojamiento en el último momento

Aunque lo dejemos para el final, este es uno de los grandes errores que cometemos al viajar a Edimburgo: no reservar alojamiento con antelación.

En la capital escocesa, existen alojamientos para todos los gustos y presupuestos: albergues céntricos con habitaciones compartidas por pocas libras, B&B en barrios residenciales con desayuno incluido…

Pero, para conseguir un buen precio, es importante reservar en cuanto cierres las fechas del viaje. Y, si tienes pensado viajar en agosto (temporada altísima debido al Festival de Edimburgo), te aconsejamos incluso consultar los hoteles antes de comprar los vuelos.

En ese mes, los precios se disparan y las plazas se agotan, y es posible que, tras comprobar las tarifas y disponibilidad, decidas que te compensa más viajar en otra época.

Haz click aquí para buscar alojamientos en Edimburgo y comparar precios.

Guía para visitar el Festival de Edimburgo

Otros consejos para viajar a Edimburgo

Aunque en este artículo hemos querido tratar algunos problemas comunes, en Más Edimburgo ya hemos publicado casi un centenar de guías de la ciudad.

Date una vuelta por la web y encontrarás ideas y consejos de todo tipo, con guías indispensables como:

Ruta por la Old Town de Edimburgo: Grassmarket y el Castillo

¿Conocías estos errores que cometemos al viajar a Edimburgo? ¿Añadirías alguna situación o consejo más? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!