Si recorres el oeste de las Highlands durante tu ruta por Escocia, el pueblo de Oban será una parada imprescindible.

Con su bulliciosa bahía, los restaurantes de marisco y fish & chips y la excéntrica McCaig’s Tower, esta localidad es conocida como ‘la puerta de las islas’ por los ferries que zarpan hacia las Hébridas Interiores y Exteriores.

Tanto si tienes pensado detenerte allí unas horas como si quieres convertir el pueblo en tu base para explorar las islas, ¡hoy te contamos qué hacer en Oban y en los alrededores!

Qué hacer en Oban, un pueblo en el oeste de Escocia

Oban en tu ruta por Escocia

Aunque puedes llegar a Oban desde Edimburgo o desde Glasgow (entre 2 y 3 h por trayecto), lo habitual es incluir este pueblo en una ruta por Escocia.

Es pequeñito, por lo que, a menos que tengas pensado navegar a las islas, lo habitual es pasar allí unas horas. Aquí tienes unas cuantas ideas de cómo encajar Oban en tu itinerario y qué visitar desde allí:

🛏️ Dónde dormir en Oban. El pueblo es una parada tan popular que encontrarás decenas y decenas de alojamientos, desde bed and breakfast hasta hoteles. Aquí puedes verlos todos.

Qué hacer en Oban en un día

Qué hacer en Oban: 10 ideas

¿Preparado para recorrer la bahía, explorar castillos en ruinas y embarcar hacia las islas? Aquí tienes 10 cosas que hacer en Oban, ¡pero nos encantaría que añadieras otras propuestas en los comentarios!

1. Pasea junto a la bahía

El corazón de Oban recae en su frente marítimo, así que no hay mejor lugar para emprender tu paseo por el pueblo que junto a la bahía.

En el agua flotan barquitas de colores, mientras que, en tierra, la calle principal de Oban es un hervidero de coches y de comercios de todo tipo: restaurantes de marisco y de fish & chips, tiendas de recuerdos, cafeterías…Qué hacer en Oban, en Escocia - Tiendas del paseo marítimo

Qué hacer en Oban, en Escocia - Tiendas del paseo marítimo

Recorre el pequeño núcleo urbano y empápate de la imagen más clásica del pueblo: la marea baja, las fachadas comerciales en primera línea y los hogares alzándose en segundo plano.

Aunque si hay algo que convierte la silueta de Oban en inconfundible es la McCaig’s Tower, una especie de anfiteatro en lo alto del pueblo que verás desde distintos ángulos. ¿Preparado para subir?

Qué ver en Oban, la puerta de las islas de Escocia

Oban en una foto de Shadowgate (CC)

2. Sube a la McCaig’s Tower

Desde la bahía, tardarás unos 10 minutos en subir a la McCaig’s Tower. El camino transcurre por calles residenciales y, aunque es apto para todo el mundo, la cuesta pone a prueba las piernas. Pero, créenos: ¡las vistas desde arriba lo valen!

Pronto llegarás a esta extravagante construcción, que comenzó a levantarse en 1895 por encargo de un banquero y filántropo de la zona, John Stuart McCaig.

Aunque tenía planes muy ambiciosos de construir un monumento en honor a su familia inspirado en el Coliseo romano, las obras se truncaron con su muerte, en 1902.

Qué hacer en Oban, en Escocia - Subir a la McCaig's Tower

Y el resultado es lo que ves hoy en día: un esqueleto de piedra con decenas de arcos. Cruza el interior y emergerás en un mirador con unas vistas magníficas de Oban y de la bahía.

Si la niebla no cubre el horizonte, frente a ti verás las islas de Kerrera y de Mull y, en el agua, los ferries transportando a pasajeros. La subida merecía la pena, ¿verdad?

Si tienes tiempo, otro mirador que recomiendan en Oban y que todavía no conocemos es el Pulpit Hill, en el sur del pueblo.

Qué hacer en Oban, en Escocia - Subir a la McCaig's Tower

Qué ver en Oban - Excursión a las islas de Mull, Iona y Staffa

El ferry de CalMac en una foto de David Jones

3. Pasea hasta el castillo de Dunollie

De vuelta al pueblo (y tras entrar en calor con algún café o hot chocolate), te proponemos seguir el paseo junto a la bahía hasta llegar al castillo de Dunollie, a unos 25 minutos al norte.

Si el día es bueno, el camino hasta esta fortaleza en ruinas es muy agradable: pasas junto a la catedral de San Columba, llegas al pequeño faro de Dunollie y al Oban War Memorial y, desde allí, caminas por la carretera (tranquila) siguiendo el agua.

Qué hacer en Oban, en Escocia - Dunollie Castle

Lo único que queda en pie del castillo de Dunollie son una torre y parte de una muralla, pero la entrada (£6) incluye también la visita a una casa-museo de 1745 que muestra la vida de la época.

Aunque es una visita interesante, lo que más disfrutamos fue el paseo hasta allí y las vistas de la bahía de Oban desde la colina. Ten en cuenta que abre solo de abril a octubre (horarios en la web).

Qué hacer en Oban, en Escocia - Dunollie CastleQué hacer en Oban, en Escocia - Dunollie Castle

4. Dónde comer en Oban

De vuelta al pueblo, tal vez el estómago ya te pida un bocado, y, por suerte, las opciones son muchísimas.

¿Sabías que Oban se conoce como la capital del marisco de Escocia? Uno de los restaurantes más célebres para probar las ostras, langostinos, cangrejos y pescados de la zona es Eeusk (mejor reservar).

Si prefieres no estirar tanto el presupuesto, encontrarás mil y una tiendas de fish & chips que sirven las capturas del día por pocas libras. Algunas de las más conocidas son George Street Fish & Chip Shop, The Oban Fish & Chip Shop y Nories. En el puerto también encontrarás varios puestos de marisco y fish & chips para llevar.

Los restaurantes suelen tener alguna opción vegetariana, aunque nuestra recomendación es The Little Potting Shed Café, una cafetería muy acogedora con platos vegetarianos y veganos deliciosos… ¡y unas tartas para chuparte los dedos!

Si tienes antojo de dulce, otra cafetería muy tentadora es la Oban Chocolate Company, donde sirven bombones artesanos, gofres y chocolate a la taza.

Dónde comer en Oban - Vegetariano

Dónde comer marisco y fish & chips en Oban

5. Cata el whisky de Oban en la Oban Distillery

Con la tripa llena, ¿qué tal un dram de whisky escocés? Aunque las destilerías escocesas suelen situarse en las afueras, la de Oban, la Oban Distillery, destila oro líquido en pleno centro.

Se inauguró en 1794, cuando el pueblo todavía no existía, y, gracias al puerto y a la llegada del tren, el núcleo urbano fue brotando a su alrededor.

La pequeña Oban Distillery ofrece visitas guiadas de 1 hora durante todo el año (te recomendamos reservar), en las que aprenderás cómo se elabora el whisky puro de malta escocés y podrás catar la especialidad de la casa, el Oban 14 YearsCheers!

Qué hacer en Oban - Visitar la Oban Distillery

6. Visita el War & Peace Museum

Si tienes un ratito libre en Oban (o si te toca un día lluvioso), puedes acercarte al Oban War & Peace Museum, un pequeño museo donde se exponen fotografías, objetos y un vídeo relacionados con la historia del pueblo.

Es gratuito y los trabajadores son voluntarios, por lo que, si puedes, te animan a dejar un donativo. Aunque consta de pocas habitaciones y se visita rápido, ofrece una buena oportunidad para conocer más de Oban.

Qué hacer en Oban - Visitar el War & Peace Museum

7. Haz una excursión por la isla de Kerrera

Si dispones de un día completo y te gusta el senderismo, una de las mejores cosas que hacer en Oban es visitar la isla de Kerrera, una de las Hébridas Interiores.

Esta pequeña isla (mide 7 km de largo y 2 km de ancho y es hogar de menos de 50 personas) se extiende frente al pueblo y te ofrece naturaleza y tranquilidad a tan solo 5 minutos en ferry.

Una vez allí, puedes emprender la excursión hacia el castillo en ruinas Gylen Castle y reponer fuerzas en el salón de té de la isla, la Kerrera Tearoom and Bunkhouse.

Para llegar a Kerrera, tendrás que tomar un ferry de CalMac desde Gallanach, a unos 3 km al sur de Oban. En TravelineScotland puedes calcular cómo llegar hasta allí en bus local. Ten en cuenta que el último ferry vuelve a Oban hacia las 17:00.

Qué hacer en Oban - Visitar la isla de Kerrera

El Gylen Castle. Foto de Povl Abrahamsen

8. Únete un tour para ver focas y tiburones

La bahía de Oban queda resguardada por la isla de Kerrera, pero, un poquito más allá, el fiordo de Lorn se encuentra con el mar, creando un lugar excepcional para avistar vida marina.

Varias compañías ofrecen viajes en barco desde el puerto y los alrededores de Oban para ir en busca de focas, marsopas, nutrias, aves marinas y, con un poquito de suerte, incluso delfines, tiburones peregrino o ballenas minke.

Puedes acercarte al puerto o consultar las webs de Allan’s Wildlife Trips o Basking Shark Tours (que incluyen snorkel). Si viajas en coche, a unos 30 minutos al sur de Oban tienes los tours de Sealife Adventures, Seafari Adventures o Coastal Connection.

9. Visita el castillo de Dunstaffnage

A unos 10 minutos al norte de Oban (25 en transporte público; calcula el trayecto en Traveline Scotland) te esperan las ruinas del castillo de Dunstaffnage, uno de los castillos de piedra más antiguos de Escocia.

Recorre la fortaleza, que data del siglo XIII y fue asediada por el mismísimo Robert the Bruce durante las Guerras de Independencia, y disfruta de la preciosa ubicación frente al fiordo de Lorn.

Qué hacer en Oban - Visitar el castillo de Dunstaffnage

El castillo de Dunstaffnage en una foto de Historic Scotland

¿Sabías que, en 1746, en la fortaleza estuvo prisionera Flora MacDonald? La joven se convirtió en una heroína del pueblo escocés cuando ayudó a Bonnie Prince Charlie a escapar tras la derrota jacobita, pero esta hazaña le costó la cautividad en el castillo, y, posteriormente, en Londres. Por suerte, en 1747 la liberaron.

👍 Esta atracción está gestionada por Historic Scotland e incluida en la Explorer Pass de Escocia.

10. Descubre las islas de Mull, Iona y Staffa

Aunque la hemos dejado para el final porque creemos que lo ideal es disponer de más de un día, esta es la razón por la que muchos viajeros llegan a Oban: navegar hasta las islas de Mull, Iona y Staffa.

Este triplete de las Hébridas Interiores ofrece infinidad de reclamos: el puerto de colores de Tobermory, en Mull, las espectaculares columnas de basalto y la población de frailecillos de Staffa, la abadía de la evocadora Iona…

Qué hacer en Oban - Visitar isla de Mull, Iona y Staffa

Visitar Mull, Iona y Staffa por libre

Aunque Iona y Staffa son pequeñitas, Mull tiene un tamaño considerable, por lo que lo idóneo sería que embarques el coche en el ferry desde Oban y la explores a tu aire.

Desde allí, puedes tomar el ferry para visitar Iona (en la isla no se permiten los coches) o apuntarte a un tour en barco a la isla de Staffa.

Tour a Mull, Iona y Staffa desde Oban

Aun así, si no dispones de tiempo suficiente o no te apetece conducir, encontrarás varias empresas que organizan tours de un día a Mull, Iona y Staffa desde Oban.

Ten en cuenta, eso sí, que el viaje desde Oban a Mull siempre se hace en el ferry de CalMac. Echa un vistazo a:

Visitar Lismore o Coll y Tiree

Desde Oban, también hay servicio de ferry a otras de las Hébridas Interiores, como las islas de Lismore, Coll y Tiree. Tienes toda la información en la web de CalMac.

Qué hacer en Oban - Visitar isla de Mull, Iona y Staffa

Y hasta aquí esta recopilación de cosas que hacer en Oban, ¡aunque en los alrededores encontrarás otras muchísimas opciones!

Cuéntanos, ¿conoces ya este pueblo? ¿Aprovechaste para visitar alguno de los lugares de la lista?

Visitar Oban, en el oeste de Escocia

  • Web
  • Dónde dormir en Oban. Haz click para ver una lista de bed and breakfast y hoteles y los precios.
  • Cómo llegar a Oban. Puedes llegar en coche (al principio del artículo te contamos cómo incluir el pueblo en tu ruta por Escocia) o en transporte público.
    Hay trenes de Scotrail y buses de Citylink y Megabus directos desde Glasgow que te dejan en Oban en unas 3 horas. Si quieres llegar a Oban desde Edimburgo, tendrás que ir en tren o en bus hasta Glasgow y hacer trasbordo allí (aunque, en verano, algunos días hay un tren directo). Puedes calcular el trayecto en Traveline Scotland.
  • ¿Puedo visitar Oban en un día? Desde Glasgow, es factible ir y volver en un día, aunque cansado (2 h por trayecto en coche). Desde Edimburgo, en cambio, no te lo recomendamos, ya que tardarás casi 3 horas en ir y 3 más en volver.