Con más de 150 km, conectando Glasgow y Fort William por antiguos caminos ganaderos y militares, transcurre la West Highland Way, la primera ruta senderista de larga distancia establecida en Escocia.

Quizás te suenen lugares como el Loch Lomond, la llanura de Rannoch Moor, el valle de Glencoe o el pico Ben Nevis.

Pues bien, a modo de ruta turística, la West Highland Way te llevará a ver todos estos y muchos más parajes sorprendentes de las Tierras Altas escocesas.

En este artículo te contamos cómo preparamos la ruta y qué tuvimos en cuenta para recorrer la West Highland Way en tienda de campaña y por libreEmpieza a sacar tu kit aventurero del armario, porque ¡allá vamos!

Senderismo en Escocia - Preparativos para recorrer la West Highland Way

Recorrer la West Highland Way: preparativos

  1. Cómo escoger las etapas
  2. Cómo acceder a la West Highland Way
  3. El tiempo y cuándo recorrerla
  4. Acampar en las Highlands de Escocia
  5. El agua
  6. La comida
  7. Mochila y material imprescindible para la West Highland Way
  8. Guías, mapas e internet
  9. Emergencias

Senderismo en Escocia - Preparativos para recorrer la West Highland Way

1. Cómo escoger las etapas

La West Highland Way es una ruta de 155 kilómetros que se suele completar en unos 8 o 10 días.

Como pasa con otros senderos similares, hay quienes la dividen en varios años a unas pocas etapas por año, otros planifican días de descanso cada dos o tres etapas…

El ritmo y la duración de cada etapa es algo que depende fundamentalmente de la condición física de cada uno.

Sin embargo, con la proximidad y frecuencia del transporte público a lo largo de la ruta, la West Highland Way ofrece combinaciones muy diversas.

Aquí puedes consultar un ejemplo de planificación de la ruta con distancias y desniveles detallados.

En nuestro caso, decidimos recorrer los últimos 60 km divididos en 3 etapas, desde Bridge of Orchy hasta Fort William, además de un cuarto día para descansar y regresar a Edimburgo.

Preparativos para recorrer la West Highland Way - De Bridge of Orchy a Fort William

2. CÓMO ACCEDER A LA WEST HIGHLAND WAY

La forma más común de recorrer la West Highland Way es de sur a norte, comenzando en el pueblo de Milngavie, en las afueras de Glasgow, y terminando en Fort William.

Si decides empezar desde Milngavie, puedes acceder al punto de inicio desde Glasgow:

  • Autobús: simpliCITY 60A (dirección Balfron); B10 (dirección Castlemains)
  • Tren: ScotRail (dirección Milngaive)

Si, por el contrario, decidieras empezar la ruta a medio camino o realizarla de norte a sur, los siguientes servicios parten desde Glasgow y recorren de forma paralela parte de la ruta, terminando en Fort William:

Alojamientos. Si necesitas un lugar donde dormir para el primer o el último día de la ruta, aquí puedes buscar alojamiento en Glasgow y aquí, alojamiento en Fort William.
Preparativos para recorrer la West Highland Way - Tren de Scotrail

Tren de Scotrail. Foto de Rob Faulkner (CC)

3. EL TIEMPO Y CUÁNDO AVENTURARTE A LA WEST HIGHLAND WAY

El tiempo en las Highlands es, como poco, imprevisible. Lluvia, niebla, sol, viento…

En cinco minutos puedes pasar de disfrutar de un sol radiante a estar empapado por la lluvia. Es por ello que es bueno tener la previsión meteorológica siempre a mano.

Aunque parezca raro, los meses de julio y agosto suelen ser los más lluviosos del año.

Por el contrario, la ausencia de lluvia es más frecuente en mayo, junio y principios de septiembre (encuentra más info en este artículo), y por lo tanto, también es cuando la West Highland Way es más bulliciosa. 

Preparativos para la West Highland Way, la ruta senderista de Escocia

Eso sí, si decides recorrer la West Highland Way en cualquier momento entre mayo y septiembre, debes tener en cuenta otro factor. Con las temperaturas más suaves, ¡los midges campan a sus anchas por las Tierras Altas!

Estas diminutas y molestas moscas vuelan en nubes en busca de sangre de humanos desprevenidos, por lo que es imprescindible llevar repelente o una red para proteger la cara.

Durante el amanecer y el atardecer son más activas, pero, por suerte, no son tan frecuentes en días soleados o ventosos. Puedes consultar la previsión de midges en Escocia en esta web.

Por último, no recomendamos recorrer la West Highland Way en otoño e invierno. Las pocas horas de luz, las frecuentes nevadas y el hielo pueden complicar y mucho las condiciones de la caminata.

Preparativos para recorrer la West Highland Way, la ruta senderista de Escocia 

4. ACAMPAR EN LAS TIERRAS ALTAS

¡La acampada en Escocia es libre! Eso significa que, excepto propiedades privadas, lugares expresamente señalizados o parques nacionales (como el de Loch Lomond and the Trossachs National Park de marzo a septiembre), puedes acampar donde más te guste.

No obstante, todo campista en Escocia tiene el deber de no dejar ningún rastro a su paso. El código básico para la acampada libre en Escocia tiene los siguientes puntos clave, cuyo incumplimiento puede suponer una multa:

  • No tirar o dejar basura en el lugar de acampada. Llévatela contigo hasta el contenedor más cercano.
  • No está permitido cortar madera de los árboles para encender fogatas. Para cocinar, se recomienda usar un hornillo.
  • Trata siempre de esconder o enterrar los excrementos.

En este artículo recogemos otras buenas prácticas de turismo sostenible en Escocia.

Si acampas cerca de un núcleo urbano pero no estás seguro de que esté permitido, lo mejor que puedes hacer es preguntar en cualquier tienda, restaurante o albergue local. Ellos son los que mejor te aconsejarán.

Si no, aléjate del pueblo siguiendo el camino y en tan solo unos minutos es muy probable que encuentres buenos lugares donde acampar. Estarás más tranquilo, pero seguirás cerca de las comodidades de la civilización.

Además de la acampada libre, en la mayoría de pueblos o finales de etapa encontrarás albergues, hoteles y hasta pequeños campings; una buena alternativa para aquellos días en que necesites una ducha caliente, un refugio seco o una cama mullidita.

Inicio y final de la ruta. Haz click aquí para buscar hoteles y albergues en Glasgow o en Fort William.

5. EL AGUA

Por allí donde transcurre la West Highland Way, los ríos, lagos y riachuelos salpican todo el paisaje.

Pero, ¡ten cuidado! Que el agua abunde no significa que puedas rellenar tu botella en cualquier lugar.

Preparativos para recorrer la West Highland Way, la ruta senderista de Escocia

Si eres como nosotros y no te convence recoger agua del monte, puedes llenar tu botella en los distintos pueblos o albergues que salpican la West Highland Way. Estos suelen tener fuentes o aseos públicos donde encontrarás agua potable.

Si, de lo contrario, te encuentras un apuro o no te importa recoger agua por el camino, puedes hacerlo siempre que tomes una serie de precauciones.

Siempre de lo más alto y más rápido. Esta es la máxima a seguir para beber agua de un manantial natural de las Tierras Altas de forma segura.

Es decir, vigila siempre que aguas arriba no haya casas, ganado o restos de actividad humana y animal. Y, si la hay, sube por encima de ellas para asegurarte de que el agua es potable.

Además, siempre que necesites recoger agua hazlo de los arroyos que circulen más rápidamente; nunca de aguas estancadas, lagos o ríos de mayor caudal.

Preparativos para recorrer la West Highland Way, la ruta senderista de Escocia

6. LA COMIDA

Aunque los pueblos y albergues donde se puede comprar comida son relativamente frecuentes a lo largo de la West Highland Way, gran parte del camino transcurre por lugares deshabitados.

Es por ello que, como mínimo, debes llevar comida para un día en tu mochila. Es siempre recomendable que planees bien la ruta teniendo en cuenta qué vas a comer, cuándo y dónde

Una buena solución es llevar comida muy energética y que pese poco como bocadillos, frutos secos, galletas, barritas energéticas o platos de arroz y pasta deshidratada.

Y, para aquellos momentos de bajón, ten siempre a mano unos caramelos o chocolatinas bien cargadas de azúcar.

Senderismo en Escocia: recorrer la West Highland Way

7. LA MOCHILA Y EL MATERIAL IMPRESCINDIBLE

Idealmente, el peso de tu mochila no debería sobrepasar el 10 % de tu peso corporal. Ajustarse a ese peso puede ser difícil, pero es una buena referencia para cuando prepares el equipaje.

Además de la comida y el agua, la tienda, el saco de dormir y la esterilla, nuestra experiencia nos dice que el material imprescindible para la West Highland Way es:

  • Una chaqueta y unos pantalones impermeables y/o una capellina.
  • Zapatos impermeables adecuados para la montaña.
  • Una funda impermeable para la mochila.
  • Bolsa hermética impermeable (donde guardar el móvil y objetos de valor).

De acuerdo, a estas alturas ya ves como, sí… ¡en las Tierras Altas toda ayuda es poca para resguardarse de la lluvia!

Además, en nuestra mochila pusimos…

Equipaje para recorrer la West Highland Way

8. GUÍAS, MAPAS E INTERNET

Walkhighlands y su foro nos sirvieron de gran ayuda para planear nuestra ruta por la West Highland Way.

También utilizamos los mapas de Ordenance Survey, aunque dada la buena señalización de la ruta y lo frecuentada que la encontramos, no tuvimos que usarlos mucho sobre el terreno.

La cobertura y los datos móviles suelen ser escasos o de baja señal a lo largo de la West Highland Way. Parece que las compañías que ofrecen mejor cobertura en las Tierras Altas son Vodafone y O2 (y, aun así, no en todas partes, como puedes ver en este mapa).

Senderismo en Escocia - Cómo recorrer la West Highland Way

9. EMERGENCIAS

Por si surgiera alguna emergencia, ten a mano el siguiente número de teléfono:

  • 999 o 112: los dos números sirven por igual en todo Reino Unido. Son los números a los que debes llamar si realmente es una emergencia, por ejemplo, si precisas un rescate en la montaña o si has sufrido una lesión grave. Ponen en alerta ambulancias, bomberos y policía. simultáneamente. Las llamadas son gratuitas y no necesitan cobertura.

Otros números útiles para casos de no emergencias son:

  • 111: contacta este número para recibir asesoramiento sanitario en caso de no emergencia.
  • 101: este número contacta a la policía para casos de no emergencia.

Esperamos que los preparativos para recorrer la West Highland Way te hayan resultado útiles para organizar tu aventura.

Si estás pensando en emprender esta ruta o ya has vivido la experiencia, ¡cuéntanoslo en los comentarios!