¿Estás buscando una excursión por Edimburgo que te permita disfrutar de la naturaleza y de la cara más tranquila de la ciudad?

Hoy te proponemos un paseo plácido y cargado de verde por el Duddingston Loch y el Dr Neil’s Garden, el jardín secreto de Edimburgo. Prepara la cámara y un buen libro, ¡y vayamos a descubrir estos dos pequeños oasis de la capital escocesa!

Duddingston Loch y el Jardin secreto de Edimburgo Dr Neils Garden

Paseando por Duddingston

El punto de partida de este paseo es la antigua aldea de Duddingston, en el sureste de la ciudad. A pesar de que hoy forma parte del área metropolitana de Edimburgo, este barrio de callecitas residenciales se mueve todavía a ritmo pausado y cotidiano.

Si te apetece explorar los senderos del parque de Holyrood y subir a Arthur’s Seat, Duddingston es un punto de partida perfecto.

También lo es si quieres tomar una pinta en un típico bar escocés, ya que aquí se encuentra  The Sheep Heid Inn, el pub más antiguo de Escocia, que desde 1360 sacia la sed de habitantes y transeúntes.

Duddingston Loch, lago y refugio de aves

En tan solo unos minutos llegarás al destino de hoy: el Duddingston Loch and Bird Sanctuary, un lago de aguas plácidas que se extiende a los pies de Holyrood Park.

Lago de Duddingston Edimburgo Jardin del Dr Neil (1)

Junto con Dunsapie Loch y St Margaret’s Loch, el de Duddingston es uno de los tres lagos que encontrarás en el parque. Aunque tiene una característica especial: en 1925, lo declararon reserva natural y refugio de aves, y durante todo el año atrae a ornitólogos y amantes de la naturaleza.

Acércate a la orilla norte (la parte sur no tiene acceso) y empápate de la tranquilidad del lago de Duddingston, rota solo por el aleteo de los patos, gansos y cisnes que chapotean en el agua y descansan mansamente en la orilla, siempre al acecho de las familias que de vez en cuando se acercan con un poco de pan.

Lago de Duddingston Edimburgo Jardin del Dr Neil (6)

Lago de Duddingston Edimburgo Jardin del Dr Neil (3)

Si visitas el lago en invierno, es posible que lo encuentres helado. De hecho, en el pasado se usaba para practicar deportes como patinaje sobre hielo o curling.

Durante el resto del año, el entorno, poblado de bosques, cañaverales y matorrales, es ideal para una excursión por Edimburgo en un día de sol (o sin lluvia… ¡tampoco queremos pedir mucho!).

Puedes continuar con el paseo subiendo a Arthur’s Seat o siguiendo el Innocent Railway, una ruta para caminantes y ciclistas que conecta el oeste de Edimburgo con los barrios de Duddingston y Craigmillar.

En 30 minutos llegarás al Craigmillar Castle, el castillo menos conocido de Edimburgo, y una visita interesante para completar el día.

Duddingston Loch y el Jardin secreto de Edimburgo Dr Neils Garden

Lago de Duddingston Edimburgo Jardin del Dr Neil (7)

Lago de Duddingston Edimburgo Jardin del Dr Neil (2)

Dr. Neil’s Garden, el jardín secreto de Edimburgo

Pero, antes de abandonar esta zona, te queda todavía una sorpresa por descubrir: el Dr Neil’s Garden, el jardín secreto de Edimburgo. 

El apodo que le han dado los vecinos de Edimburgo no es en vano: a pesar de que este precioso jardín se encuentra a solo unos metros del lago de Duddingston, si no conoces su existencia es muy difícil que te topes con él por azar.

Duddingston Loch y el Jardin secreto de Edimburgo Dr Neils Garden

Incluso siguiendo las indicaciones que proporciona la web, la primera vez que quisimos visitarlo dimos unos cuantos tumbos antes de dar con él: parece imposible que en la tranquila calle de Old Church Lane se esconda este rincón excepcional.

Esta es la manera más fácil de llegar. Desde la carretera que conduce al lago, camina hacia la izquierda hasta dejar atrás las puertas de la iglesia Duddingston Kirk. Unos metros más allá encontrarás una verja metálica señalizada como Duddingston Manse; ábrela y adéntrate en un pequeño jardín con una caseta de madera con baños al fondo a la derecha.

Acércate y encontrarás otra puerta, abierta hasta el atardecer. Crúzala, y, ahora sí… ¡has llegado al Dr Neil’s Garden!

Duddingston Loch y el Jardin secreto de Edimburgo Dr Neils Garden

Duddingston Loch y el Jardin secreto de Edimburgo Dr Neils Garden La imaginación y la dedicación de una pareja de médicos de la zona, el doctor Neil y su esposa, dieron forma en 1965 a las terrazas repletas de vegetación y flores que se extienden frente a ti, cayendo poquito a poco hacia las aguas del lago de Duddingston.

Aunque ambos fallecieron en 2005, este pequeño oasis se ha conservado tan frondoso y colorido como cuando los Neil se encargaban de él.

Los senderos serpentean entre los árboles, y aquí y allá se esconden sorpresas: un estanque, un pequeño puente y muchos bancos donde sentarte a contemplar el lago y a dejarte invadir por la calma de este enclave aislado y pacífico.

Duddingston Loch y el Jardin secreto de Edimburgo Dr Neils Garden

Duddingston Loch y el Jardin secreto de Edimburgo Dr Neils GardenDuddingston Loch y el Jardin secreto de Edimburgo Dr Neils Garden

Duddingston Loch y el Jardin secreto de Edimburgo Dr Neils GardenDuddingston Loch y el Jardin secreto de Edimburgo Dr Neils Garden

El Dr Neil’s Garden es uno de los rincones menos conocidos de Edimburgo, pero también uno de los más especiales, y, sin duda, uno de nuestros favoritos. ¿Has visitado ya este jardín y el lago de Duddingston?

Visitar el lago de Duddingston y el jardín del Dr Neil

  • Duddingston Loch | Old Church Lane, Duddingston Village, Edinburgh EH15 3PX
  • Dr Neil’s Garden | La entrada es gratis, pero puedes dejar un donativo
  • Cómo llegar: a ambos lugares puedes llegar en los autobuses urbanos de Lothian Buses. Otra opción es ir a pie: desde el Parlamento y el Palacio de Holyrood, puedes tomar Queen’s Drive, un camino que rodea el parque de Holyrood, y luego seguir por Old Church Lane hasta el lago en una excursión de aproximadamente una hora.