Un tránsito imparable inunda a diario los adoquines de la Royal Mile de Edimburgo: turistas que curiosean en las tiendas y museos, trabajadores que se apresuran hacia el Parlamento, coches y taxis que recorren las intrincadas vías de la Old Town

Pero, muy cerca, tras los estrechos callejones que escapan de esta calle, late un universo lleno de una vida muy distinta: los jardines secretos de la Royal Mile.

Pulmones verdes ocultos en las partes traseras de los edificios donde confluyen el pasado y el presente de la ciudad. ¿Nos acompañas a descubrir esta faceta desconocida de Edimburgo?

Los jardines de Dunbar's Close, en la Royal Mile de Edimburgo

La historia de los jardines secretos de la Royal Mile

Si la contemplas desde las aceras o la carretera, la Royal Mile parece una calle compacta, sin apenas un resquicio entre los edificios más allá de los callejones. Por no hablar, por supuesto, de áreas verdes.

Entonces, ¿cómo surgieron los jardines secretos de la Royal Mile de Edimburgo? Para descubrirlo, tenemos que trasladarnos a la ciudad del siglo XVII.

En aquel momento, la capital escocesa sufría un grave problema de superpoblación y todavía no habían comenzado a trazarse los planes para la creación de la New Town, que permitiría expandir los confines de la ciudad.

Jardines secretos de la Royal Mile Edimburgo 5

Fue esa época cuando la aristocracia edimburguesa comenzó a adquirir terrenos sin edificar en Canongate, en el extremo este de la Royal Mile (muy cerca del Parlamento y del palacio de Holyrood) y comenzó a llenarlos de jardines privados.

Estos espacios verdes suponían una vía de escape de la ciudad, abarrotada de edificios que se alzaban en condiciones deplorables.

Siglos después, en un Edimburgo renovado y en expansión constante, muchos de los jardines fueron devorados por edificios, o se descuidaron y cayeron en el olvido.

Sin embargo, hace un tiempo vecinos y colectivos de la ciudad juntaron esfuerzos y emprendieron la tarea de revivir los jardines de la Old Town, que durante tanto tiempo habían dormitado entre hierbajos, y de encontrar nuevos espacios para plantar y promover la fauna y flora locales.

Jardin de Dunbars Close Edimburgo 7

Y así, poco a poco, los jardines han vuelto a llenarse de flores, árboles, hierbas medicinales, plantas silvestres y brotes de todo tipo, convirtiéndose en pequeños refugios donde el tiempo parece detenerse.

Es asombroso adentrarte en los callejones de la Royal Mile y descubrir las joyas que se ocultan tan cerca del bullicio de la ciudad y que, sin embargo, tanto los visitantes como los mismos edimburgueses suele pasar de largo.

Jardines secretos de la Royal Mile Edimburgo 4

Algunos de los jardines de la Royal Mile

Tras conocer un poquito de su historia, ¡toca explorar sobre el terreno! Aquí tienes algunos de nuestros jardines favoritos en la Royal Mile.

Todos se encuentran en la parte este de la calle y están muy cerca entre ellos, por lo que puedes visitarlos a la vez. Como es lógico, en primavera los encontrarás mucho más exuberantes que en invierno, pero cualquier época es buena para desconectar de la ciudad un ratito.

  • El jardín de Trunk’s Close. A simple vista, este estrecho callejón, hogar de la Scottish Book Trust y de la Cockburn Association, no parece guardar grandes sorpresas. Pero llega hasta el final y ante ti aparecerá un inusual jardín circular donde se respira una tranquilidad asombrosa.
    Además de un busto de Patrick Geddes, un urbanista y botánico que se volcó en la renovación de la Old Town y gracias a quien hoy en día disfrutamos de muchos de estos patios y jardines, verás la escultura de este gallo con gafas.

Jardines secretos de la Royal Mile Edimburgo 3

  • Chessel’s Court es un patio de vecinos visible desde la Royal Mile donde te esperan rinconcitos tranquilos y preciosos. Si te fijas, en una esquina encontrarás un pequeño jardín medicinal.
    Aunque la estrella de la plaza es este corazón de hiedra, tallado junto a la puerta de un hogar.

Jardines secretos de la Royal Mile Edimburgo 6

Jardines secretos de la Royal Mile Edimburgo 8

  • El jardín de Dunbar’s Close es, para nosotros, uno de los más bellos y sorprendentes de la Royal Mile. Está inspirado en el modelo de jardín del siglo XVII y poblado de la flora que por entonces se plantaba.
    No te quedes en el primer nivel: si sigues explorando los terrenos, encontrarás multitud de rincones protegidos por altos arbustos donde sentarte a empaparte de la tranquilidad.

Jardines secretos de la Royal Mile Edimburgo 7

  • En la parte trasera del salón de té Clarinda’s Tea Room se esconde otro de nuestros jardines favoritos, pequeño pero colorido. No sabemos si tiene nombre, pero siempre que pasamos por la zona paramos un ratito allí (y, si después cae un trozo de tarta de Clarinda’s, ¡mejor que mejor!).

Jardines secretos de la Royal Mile Edimburgo 9

  • Otros jardines no han sobrevivido como espacios públicos, pero se han integrado a la arquitectura de otros espacios. Por ejemplo, la cafetería Fig Tree Bistro, en el núm. 8 de St Mary’s Street, tiene una terraza interior que albergaba un antiguo jardín.

Jardines secretos de la Royal Mile Edimburgo 10

Jardines secretos de la Royal Mile Edimburgo

Tour ‘Hidden Gardens of the Royal Mile’

Descubrimos algunos de estos jardines gracias al tour Hidden Gardens of the Royal Mile, un recorrido sorprendente que Greenyonder ofrece en verano desde hace algunos años.

Nos apuntamos sin saber muy bien qué esperar, creyendo que conocíamos la Royal Mile, y durante dos horas no dejamos de asombrarnos entre callejones, parques y jardines. Uno de los grandes atractivos del tour es que, además de proporcionarte información, te permite visitar jardines privados accesibles solo para los vecinos.

Aunque los jardines que te hemos mostrado en este artículo son públicos y puedes explorarlos por tu cuenta.

Mejores callejones Royal Mile Edimburgo Trunks Close

Esperamos que disfrutes de los jardines secretos de la Royal Mile tanto como nosotros y que te permitan descubrir la parte más frecuentada de Edimburgo desde una perspectiva distinta.

Si te animas a explorarlos, ¡nos encantaría que nos lo contaras en un comentario!

Visitar los jardines de la Royal Mile