Paquetes de shortbread, peluches de Nessie, estampados de tartán y kilts… En muchas tiendas de souvenirs de Escocia encontrarás los mismos obsequios, repetidos una y otra vez.

Pero, por entrañables que sean, detrás los souvenirs más populares de Escocia se esconden detalles que también forman parte de la identidad del país.

¿Te apetece llevarte un pedacito de la esencia escocesa a tu hogar? ¡Hoy te proponemos 10 regalos originales de Escocia! Y, además, aquí tienes algunas tiendas de Edimburgo para souvenirs menos típicos.

Regalos originales de Escocia Mas Edimburgo

Algunos de los regalos típicos de las tiendas de Escocia

Regalos originales de Escocia

1. Spurtle, una vara para remover el porridge

El spurtle es un objeto único en el mundo: se trata de un utensilio de cocina de madera, en forma de vara, que se utiliza para remover el porridge, una especie de gachas de avena muy típicas en Escocia.

El porridge se sirve caliente y en ocasiones acompañado de leche, miel o azúcar, y para evitar que los granos se peguen y conseguir una mezcla cremosa, tradicionalmente se dice que hay que removerlo con un spurtle en lugar de una cuchara.

Es un recuerdo especial y además, económico y ligero: lo encontrarás en muchas tiendas con distintos grabados.

Souvenirs de Escocia Spurtle

Spurtles tallados a mano. Foto: My Kitchen Wand

Souvenirs de Escocia Spurtle2

El porridge se remueve en el sentido de las agujas del reloj con un spurtle. Foto: Lakeland

Curiosidades: el barrio de Broughton, en el norte de Edimburgo, publica un periódico llamado The Broughton Spurtle. En el pueblecito de Carrbridge, en las Highlands, se celebra todos los años el Campeonato Mundial de Elaboración de Porridge, y el premio es un spurtle dorado.

2. Quaich, una copa centenaria para el whisky

Otro utensilio centenario y típico de Escocia, originario de las Highlands. Un quaich (del gaélico cuach, o ‘copa’) es una especie de copa de poca profundidad, con dos asas, que se utiliza para beber whisky o brandy.

Tradicionalmente, los quaichs eran de madera (aunque también los había de piedra, de plata, de cuerno y de cristal, estos últimos ideales para observar a los demás comensales mientras se bebía), aunque hoy en día suelen ser de metal.

Souvenirs originales de Escocia Quaich

Curiosidades: en algunas bodas escocesas, el quaich se regala a los novios para que beban de la misma copa, símbolo del amor compartido, o se utiliza como pila en los bautizos.

3. El ajedrez de la Isla de Lewis

Este juego de ajedrez, descubierto en 1831 en la Bahía de Uig, en la costa occidental de la bahía de Lewis, es uno de los pocos ajedreces medievales que han sobrevivido hasta nuestros días.

Las piezas rescatadas, talladas a partir de colmillo de morsa, se exhiben entre el National Museum of Scotland, en Edimburgo, y en el Museo Británico de Londres. Puedes comprar una réplica de este fascinante juego o llevarte a casa una sola pieza.

Recuerdos de Escocia, el ajedrez de Lewis

Algunas de las piezas del ajedrez de Lewis expuestas en el Museo Nacional de Escocia

4. Haggis whistle, un silbato para cazar haggis

Un regalo muy especial, y un poquito extravagante, para los más pequeños. En Escocia, a los niños (y a algunos turistas despistados) se les cuenta a veces que el haggis, el embutido hecho a base de pulmón, hígado y corazón de oveja o cordero, se obtiene del animal del mismo nombre.

Este supuesto animal se trataría de una pequeña bestia de patas desiguales que vive en las colinas de las Highlands y que puede cazarse desde el 30 de noviembre, el día de St Andrews, hasta la noche de Burns, el 25 de enero.

Para atraer al animal imaginario, se usa un haggis whistle, un silbato en forma de haggis que emite distintos sonidos. ¡Un instrumento que seguro que no encuentras en ningún otro lugar del mundo!

Souvenirs de Escocia Haggis Whistle

Haggis whistle, un silbato para cazar haggis… en forma de haggis

5. Tea cosy, un abrigo para la tetera

Escocia es conocida por su producción de lana, cachemir y piezas de punto de gran calidad. No hay tienda de souvenirs que no cuente con una buena oferta de tejidos y tartanes de distintas calidades, aunque si no quieres comprar bufandas, jerseis, calcetines y demás piezas para  el frío, puedes optar por un original tea cosy, un cubre-tetera de lana.

A pesar de que se originó en Inglaterra, también se usa mucho en Escocia para evitar que el té se enfríe. Son un regalo adorable para un día de invierno, y los encontrarás en mil formas y colores para montarte tu propio afternoon tea en casa. Si prefieres tomar el té en Escocia, aquí tienes los mejores afternoon teas de Edimburgo.

Souvenirs de Escocia Tea Cosy

Un tea cosy de Woolly Chick para que el té no se enfríe

Regalos originales Escocia Tartan

6. Souvenir plots, un trocito de tierra en las Highlands

Un souvenir muy original que puedes adquirir en Escocia es un pedacito de tierra en algún rincón de las Highlands, complementado con un certificado acreditativo.

Aunque legalmente serás el dueño, al considerarse que el terreno es demasiado pequeño para tener una utilidad práctica y que solo se adquiere por razones sentimentales, no podrás apuntarte en el registro correspondiente y, por lo tanto, el terreno no tendrá validez.

Es un regalo algo polémico, ya que algunas empresas lo promocionan engañosamente diciendo que si lo compras obtendrás un título nobiliario, cuando, en realidad, lo único que obtendrás es la denominación lord / lady (que significa que eres propietario del terreno). Se recomienda adquirirlo a través de Highland Titles.

Souvenirs de Escocia Souvenir plot

Siéntete como un lord o lady de las Highlands… aunque de postín

7. Literatura: el anuario de The Broons, la familia escocesa

Escocia es hogar de míticos autores como Robert Burns o Sir Walter Scott, así que una visita al país puede ser una buena ocasión para hacerte con alguna de sus obras.

En cuanto a novela negra y detectivesca, no te marches sin comprar alguno de los libros del Inspector Rebus de Ian Rankin, ambientados en Edimburgo, o de Alexander McCall Smith.

En la guía literaria de Edimburgo encontrarás más información, y aquí puedes ver algunos cuentos clásicos de la literatura infantil.

Un libro exclusivo de Escocia y muy querido por los escoceses es el anuario de “The Broons”, una tira cómica en escocés que se publica en el periódico The Sunday Post desde 1936.

Los Broons son una familia numerosa típicamente escocesa, y sus aventuras les han valido todo tipo de merchandising. Uno de los productos más esperados es el anuario, que se publica cada dos años, alternándolo con el de “Oor Wullie”, otra tira cómica muy popular.

En casi todas las tiendas encontrarás material relacionado con esta divertida familia.

Souvenirs de Escocia Broons Annual 2012

Uno de los anuarios de The Broons: “on these pages,
ye’ll find smiles, fun an’ laughs for fowks o’ all ages!”.

8. Edinburgh Rock, el caramelo de Edimburgo

Muchas ciudades del Reino Unido tienen su propia versión del rock, un dulce en forma de barra o de caramelo llamado así por su textura dura y pegajosa.

El de Edimburgo se conoce como Edinburgh Rock  y es algo distinto a los demás: es más blando y se funde en la boca.

Estos coloridos dulces de sabores son regalos originales de Escocia: exclusivos de Edimburgo, le gustan a casi todo el mundo y, además, no te arriesgas a desencajarte la mandíbula masticándolos como con otros tipos de rock.

Souvenirs Escocia originales Edinburgh Rock

9. Tablet, el dulce escocés

El tablet es uno de los dulces más típicos de Escocia. Se elabora con azúcar, leche condensada y leche, tiene una textura granulada y se funde en la boca. Es extremadamente dulce, aunque también altamente adictivo…

También puedes probar el fudge, otro dulce muy popular aunque no de origen escocés, que tiene una textura más pegajosa.

Muchas tiendas venden variedades artesanales de distintos sabores; puedes comprarlas en tabletas o en forma de caramelos y son un obsequio típico pero también un alimento distinto para sorprender el paladar.

Souvenirs de Escocia Tablet

El tablet es algo granulado y muy dulce. Foto: Scottish Tablet Company

Si te quedas con ganas de más, en cualquier supermercado encontrarás otros dulces típicos a precios del día a día, como las barritas de chocolate Tunnocks Caramel Waffers o los teacakes de la misma marca, pastelitos de marshmallow recubiertos de chocolate.

10. Caboc y oatcakes, un bocado de Escocia

¿Por qué no huir de la comida enlatada y llevarte a casa un buen queso escocés? En las tiendas especializadas te lo envasarán al vacío, y puedes complementarlo con un paquete de oatcakes, unas deliciosas galletas de avena que en Escocia se comen como acompañamiento a los quesos.

Escocia es una tierra fértil e interesante en cuanto a quesos; échale un vistazo al artículo que dedicamos a los mejores quesos escoceses.

Aunque si el viaje es largo será mejor optar por una variedad madura, una opción típica es un rollo del peculiar Caboc, el queso más antiguo de Escocia. También puedes acompañarlos de una de las mil mermeladas que se producen en el país.

Victoria Street Edimburgo Old Town queso Mellis

Bonus: Whisky escocés y otras bebidas

Para muchos, en la maleta tampoco puede faltar una botella de single malt escocés, whisky puro de malta.

En Edimburgo existen muchas tiendas especializadas (en la tienda de la Scotch Whisky Experience, en la Royal Mile, tienen una buena selección), aunque también puedes comprar las marcas más comunes en el supermercado.

Souvenirs Escocia originales Scotch Whisky Experience

Algunos de los whiskys expuestos en The Scotch Whisky Experience

Y, como nota curiosa, también puedes hacerte con un paquete de preservativos de la marca escocesa McCondom con sabor a whisky.

Souvenirs Escocia originales condones whisky

Si el whisky no es lo tuyo, siempre te quedará el refresco escocés por excelencia: una lata de Irn Bru, la bebida carbonatada de color naranja que compite con la Coca-Cola en número de adeptos. Pruébala antes, ¡es muuy dulce!

Cuéntanos, ¿cuáles son los souvenirs de Escocia que más te gustan? ¿Conoces buenas tiendas para comprar regalos en Edimburgo?