Son las 10:50, y en la ladera de la montaña donde nos hemos apostado junto a otra decena de personas, con el viaducto de Glenfinnan en primer plano, se ha hecho de repente el silencio.

En la distancia, comienza a oírse un traqueteo. Al principio es poco más que un murmullo, pero, al cabo de unos instantes, al ruido se le suma una nube de vapor. Y ya no cabe duda: ¡el tren Jacobite ya está aquí!

¿Quieres acercarte a este lugar mágico en tu próximo viaje a Escocia? Te contamos cómo visitar el viaducto de Glenfinnan y desde dónde ver pasar el tren Jacobite.

Glenfinnan y el tren Jacobite Harry Potter Escocia-1

Cómo llegar a Glenfinnan

Para dar comienzo a esta aventura, tendrás que llegar a Glenfinnan, entre Fort William y la costa oeste de Escocia.

Allí coinciden dos de las postales inconfundibles del país. Por un lado, el monumento de Glenfinnan, que se alza junto al Loch Shiel en recuerdo del levantamiento jacobita de 1745.

Por el otro, el viaducto de Glenfinnan, por donde pasa el tren de vapor Jacobite, doblemente famoso por aparecer en las películas de Harry Potter como Hogwarts Express.

Para alcanzar este lugar, tendrás que incorporarte a la carretera A830, conocida también como la Road to the Isles. Se toma en Fort William y el trayecto hasta Glenfinnan es de unos 30 minutos.

Glenfinnan en una ruta por Escocia. Si te incorporas de nuevo a la Road to the Isles, pasarás por las bonitas playas blancas de las Silver Sands of Morar y, un poco más adelante, llegarás a Mallaig. Desde allí, puedes subir al ferry para visitar la isla de Skye.

Dónde aparcar

En Glenfinnan puedes dejar el coche en dos sitios. Si tu visita coincide con el paso del tren Jacobite, te recomendamos llegar con tiempo, ya que las plazas suelen llenarse:

  • El aparcamiento del centro de visitantes cuesta £2 y hay bastantes plazas.
  • Pero si lo pasas de largo, al cabo de unos 100 metros, a la derecha verás otro aparcamiento, más pequeño pero gratuito. De uno al otro hay un minuto andando.

El viaducto de Glenfinnan y el tren Jacobite Escocia

El monumento de Glenfinnan y el Loch Shiel

Desde el centro de visitantes, cruza la carretera y llegarás al camino que conduce al Glenfinnan Monument.

Esta torre de 18 metros se levantó en 1815 en honor a los hombres que lucharon y murieron por la causa jacobita, para devolver al trono a Carlos Eduardo Estuardo.

Fue aquí, junto al lago Shiel, donde en agosto de 1745 el joven pretendiente (conocido como Bonnie Prince Charlie) reunió a sus defensores, levantó su estandarte y anunció su intención de recuperar el trono del país.

El viaducto de Glenfinnan y el tren Jacobite Escocia

El viaducto de Glenfinnan y el tren Jacobite Escocia

La torre es tan pequeña, que en otro contexto pasaría desapercibida. Pero, rodeada por las aguas del Loch Shiel y las ondulaciones de las Highlands, y por un recinto donde crecen las flores de todos los clanes que participaron en los levantamientos jacobitas, es difícil no estremecerse al recordar este episodio que acabó en tragedia para Escocia.

El viaducto de Glenfinnan y el tren Jacobite Escocia

El mirador de la torre

Puedes comprar una entrada y subir a la torre, aunque las vistas más célebres del monumento de Glenfinnan se obtienen desde un mirador al que se accede desde detrás del centro de visitantes (te lo indicamos en el mapa al final del artículo).

El camino está muy cuidado, pero necesitarás un buen calzado, porque, si ha llovido, estará embarrado.

En menos de 5 minutos cuesta arriba llegarás al mirador y disfrutarás de una panorámica espléndida, con las montañas enmarcando el lago y la torre alzándose en medio.

Hacia el otro lado, a lo lejos verás el viaducto de Glenfinnan, la siguiente parada de esta visita.

El viaducto de Glenfinnan y el tren Jacobite Escocia

El viaducto de Glenfinnan y el tren Jacobite Escocia

El viaducto de Glenfinnan y el tren Jacobite Escocia

El viaducto de Glenfinnan y el Jacobite

Además del monumento, el otro reclamo de Glenfinnan es el viaducto de 21 arcos, que se construyó en 1898 para permitir el paso de los trenes.

Hoy en día, por allí circulan los trenes de la West Highland Line, uno de los recorridos ferroviarios más impresionantes de Escocia, que conecta Glasgow con Mallaig.

A pesar de que si tomas cualquier tren de esta línea hasta Mallaig pasarás por el viaducto, el más célebre es la locomotora de vapor Jacobite, un tren turístico que en verano une Fort William con Mallaig y que interpretó el Hogwarts Express en las pelis de Harry Potter.

El viaducto de Glenfinnan y el tren Jacobite Escocia

¿Merece la pena viajar en el Jacobite?

Al principio, nuestra intención era comprar pasajes para el Jacobite, que solo circula de mayo a octubre. Nos atraía el encanto del tren de vapor y la posibilidad de sentarnos en su interior atemporal y ver las Highlands a través de la ventanilla.

Pero decidimos dejarlo para otra ocasión por un solo motivo: el mismo recorrido puede hacerse en coche, con calma y parando donde quieras a disfrutar del paisaje.

Como tren turístico, el Jacobite tiene pocas paradas y de muy poco tiempo a lo largo del viaje de ida y vuelta. Y también hay otra razón de peso: ¡desde el Jacobite (casi) no se ve el Jacobite!

El viaducto de Glenfinnan y el tren Jacobite Escocia

Cómo ver pasar el tren Jacobite

¿Dónde tienes que ir para ver pasar el Jacobite? Una opción, si no te importa estar lejos, es situarte en el mirador del centro de visitantes que mencionamos antes.

Nosotros queríamos contemplar el tren de cerca, así que pusimos rumbo al viaducto. Aquí tienes algunas recomendaciones para ver pasar el Jacobite en Glenfinnan:

  • Lo primero que tienes que hacer es consultar el horario en la web para saber cuándo pasará. En el centro de visitantes también hay un panel con las horas exactas de los dos viajes diarios.
    En nuestro caso, el tren matutino pasaba entre las 10:45 y las 11:00 (saliendo a las 10:15 de Fort William). El tren de la tarde pasaba desde las 15:00 a las 15:15 (saliendo a las 14:30 de Fort William).
  • Tendrás que llegar media hora antes, por lo menos, para acercarte al viaducto. Este destino se ha vuelto muy popular, así que te recomendamos llegar incluso con más tiempo para poder encontrar aparcamiento.
  • El camino sale del aparcamiento gratis que mencionamos al principio del artículo. En unos 10 minutos llegarás al viaducto.
  • Desde allí puedes buscar algún punto elevado, aunque lo que hace la mayoría de gente es cruzarlo por debajo y tomar el primer sendero a la izquierda (hay una puertecita de entrada).
    El viaducto de Glenfinnan y el tren Jacobite Escocia
  • Sube por el sendero y busca sitio. Según se va acercando la hora, la ladera de la montaña va llenándose de gente. Fíjate en que tengas buena visibilidad…
    El viaducto de Glenfinnan y el tren Jacobite Escocia

¡Y solo queda esperar! Ver llegar el Jacobite, que tantas veces habíamos visto en pantalla en las películas de Harry Potter, fue muy emotivo.

La locomotora asomó al viaducto acompañada de un traqueteo rítmico y una nube blanca, y poco a poco, soltando silbidos, se abrió paso arrastrando su cola de vagones.

Los pasajeros nos saludaron desde el otro lado de las ventanillas, seguro que tan emocionados como nosotros por estar atravesando las Highlands de Escocia a bordo del tren.

Y, tan rápido como había llegado, el Jacobite desapareció, dejando tras de sí una estela de vapor.

El viaducto de Glenfinnan y el tren Jacobite Escocia

El viaducto de Glenfinnan y el tren Jacobite Escocia

El viaducto de Glenfinnan y el tren Jacobite Escocia

Más allá del mirador

Antes de bajar de la montaña, seguimos subiendo por un sendero y llegamos a otro mirador precioso, con unas vistas algo distintas del Loch Shiel y de las Tierras Altas.

Envueltos en el mismo verde y magenta que nos acompañaría en todo ese viaje por Escocia, nos despedimos de Glenfinnan, su viaducto, su torre y su tren de vapor, contentos de haber comenzado la mañana en uno de los lugares más especiales del país.

El viaducto de Glenfinnan y el tren Jacobite Escocia

El viaducto de Glenfinnan y el tren Jacobite Escocia

El viaducto de Glenfinnan y el tren Jacobite Escocia

Dónde dormir cerca de Glenfinnan

Lo más cómodo es dormir en Fort William y los alrededores, donde hay multitud de B&B y hoteles. Nosotros nos alojamos en un B&B en Corpach, en las afueras de la ciudad. A la mañana siguiente solo tuvimos que conducir 25 minutos hasta Glenfinnan.

Información para visitar Glenfinnan

  • Centro de visitantes de Glenfinnan. Allí hay una tienda de recuerdos, baños (cuestan 30 céntimos), una exposición sobre los levantamientos jacobitas (de pago) y el mostrador donde se venden las entradas para el monumento.
  • The Jacobite. Web oficial con los horarios del tren.
  • Siguiendo la carretera A830, unos metros más adelante está el Glenfinnan Station Museum.

¿Conoces ya el viaducto de Glenfinnan y el Loch Shiel? Si este artículo te ha servido para ver pasar el tren de vapor Jacobite, ¡nos encantaría que nos contaras tu experiencia en los comentarios! 🙂