White Horse Close, un callejón con encanto en la Royal Mile

Este artículo sobre la historia de White Horse Close, un encantador callejón de la Royal Mile de Edimburgo, está escrito y documentado por Sergio G. Santillana, que vivió allí. ¡Muchas gracias por su aportación!

White Horse Close, un callejón con encanto en la Royal Mile de Edimburgo

White Horse Close, encanto oculto en la Royal Mile

White Horse Close es, probablemente, uno de los callejones más entrañables de Edimburgo. Se accede a él desde un pórtico en la Royal Mile, aunque no siempre fue así, ya que el edificio que encara la Royal Mile data de los años 60.

Entrar en White Horse Close es como volver a un pasado lejano, más lejano si cabe del presente arquitectónico que dicta el edificio del Parlamento justo enfrente; es alejarse un poco del bullicio de la Royal Mile y de los cientos de turistas que marchan hacia el Palacio.

White Horse Close Edimburgo Royal Mile (7)
White Horse Close nevado en una foto de Sergio Santillana

Pero White Horse Close no siempre se llamó así, ni siempre el nombre se usó para referirse al callejón. En el siglo XVI, en este mismo emplazamiento se encontraban las caballerizas reales del palacio de Holyrood (aunque su actual nombre no viene de ahí).

Más adelante, el callejón fue conocido como Davidson’s Close, y más adelante adoptaría el nombre de Laurence Ord’s Close, para acabar teniendo el nombre del que dispone de hoy en día gracias a una posada.

White Horse Close Edimburgo Royal Mile (2)

La posada de White Horse Close

Al igual que por toda la ciudad, en este callejón también vivió alguien notable en su época, William Dick, fundador de la Escuela Real de Estudios Veterinarios.

Pero lo que más atrajo del close en tiempos pasados fue su posada, llamada White Horse Inn.

Construida en el siglo XVII por Laurence Ord, recibió este nombre en homenaje al palafrén de la reina Mary Queen of Scots que, como todo indica, era blanco (White Horse Close significa, literalmente, ‘El callejón del caballo blanco’).

La posada dio bastante vida a la zona, e incluso dio cobijo bajo su techo al cuartel general de los oficiales jacobitas en tiempos del Príncipe Charlie “el Bonnie”.

White Horse Close Edimburgo Royal Mile (4)
Placas en White Horse Close en una foto de Sergio Santillana

En un tiempo no demasiado remoto, solo unos pocos siglos, en tiempos de príncipe Charlie, los transportes desde Edimburgo en dirección a Londres salían desde este mismo sitio, por lo que la posada era bastante popular entonces: tan popular, que los dueños de dicho establecimiento tenían su propia marca de whisky.

En 1889, la posada dio lugar a las 15 viviendas que hoy en día puedes ver en el callejón, restauradas en 1964.

White Horse Close, un callejón con encanto en la Royal Mile de Edimburgo

White Horse Close callejon Royal Mile Edimburgo-1

WhiteHorse, el whisky de White Horse Close

Por aquel entonces, el whisky era una bebida muy habitual en tabernas y posadas; así pues, desde la posada White Horse Inn decidieron comenzar a elaborar su propio whisky a partir de otros whiskies.

Se elaboró por primera vez en 1861, y se distingue por usar Lagavulin, Talisker, Caol Ila y Linkwood. En 2007, obtuvo el reconocimiento como mejor whisky de mezcla del año. Hoy en día, sigue existiendo y se comercializa a nivel mundial.

White Horse Close Edimburgo Royal Mile (5)

Cuéntanos, ¿conocías White Horse Close? Si todavía no lo has visitado, ¡te animamos a descubrirlo en tu próximo viaje a Edimburgo!

Visitar White Horse Close

7 thoughts on “White Horse Close, un callejón con encanto en la Royal Mile”

  1. Me parece un articulo EXCELENTE Sergio, donde reflejas muy bien la historia y un poquito del alma de ese lugar magico, que trae a nuestra epoca la energia y paz renovada de otras anteriores.
    Es uno de mis sitios favoritos en Edimburgo. Ideal para hacer meditacion, tomar el sol, leer…
    Es uno de esos sitios que, por como es, y su azarosa historia, por muchos “troubles” y “up and down” que tiene la vida, al final de todo, lo que queda es belleza si sabes recuperarla de todo ello.

  2. Lamento no haber sabido antes de este callejón cercano a Dunbar´s Close. Pasé por allí cerca, tanto de la Royal Mile, como de Calton Road, pero no lo vi. Muy interesante la historia descripta en el artículo.Lo apunto para la próxima! Saludos!

  3. Patricia Cuní

    Me encanta ese rinconcito de Edinburgh… Siempre que voy, vuelvo. Me da muchísima paz y me encantaría poder haber vivido allí… Así que Sergio me da un poquito de envidia 😉

  4. Aquí yo me quedé patidifusa al ver que la gente usa zapatos viejos como tiestos… Y tan normal. Al final los raros vamos a ser nosotros XD.

    1. ¡Es verdad! No sé si es cierto (a ver si Sergio sabe algo más), pero un día haciendo un tour la guía nos contó que en la casa de los zuecos-maceta vive o vivía una artista, de ahí las cosas tan peculiares que hay. A mí me parece una idea original, nunca lo había visto 😀

      1. Pues no se si la se;ora fue artista, pero si te puedo decir que es una mujer llena de energia, super alegre, que la gusta hornear y tomar el sol en el patio cuando hace bueno xD

        Sergio

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top