En la costa este de Escocia, un camino entre campos se dirige hacia el mar. De repente, ante ti aparece uno de los castillos más espectaculares de Escocia: el Dunnottar Castle.

Esta fortaleza en ruinas se eleva en la cumbre de un acantilado, a merced de las aguas embravecidas del mar del Norte y casi inexpugnable de no ser por un estrecho sendero que serpentea hasta lo alto y que te invita a seguirlo.

Prepárate para quedarte boquiabierto: ¡hoy te contaremos cómo visitar el castillo de Dunnottar durante tu ruta por Escocia!

No es fácil entre tantas opciones increíbles, pero aquí recopilamos algunos de los castillos más bonitos de Escocia.

Visitar el castillo de Dunnottar, el castillo más bonito de Escocia

Cómo visitar el castillo de Dunnottar en tu ruta por Escocia

El Dunnottar Castle se levanta en la costa este de Escocia, a unos kilómetros al sur del pueblo de Stonehaven y a unos 30 minutos de la ciudad de Aberdeen, por lo que puedes combinarlo con cualquiera de estas dos localidades.

  • Precio del Dunnottar Castle. Cuesta £8 por persona y no está incluido en la tarjeta Explorer Pass.
  • Cómo llegar al castillo de Dunnottar. Si viajas en coche, el castillo tiene un aparcamiento a pocos metros de la entrada.
    Si viajas en transporte público, lo más rápido es ir en tren hasta Stonehaven o Aberdeen y, desde allí, tomar un bus local que te deja a menos de 10 minutos del castillo. Calcula el trayecto en TravelineScotland.
    O también puedes llegar a pie desde Stonehaven siguiendo la pintoresca ruta de la costa. Tardarás unos 40 minutos y, por el camino, tendrás unas vistas preciosas.
  • Visitar Stonehaven. El pueblo de Stonehaven está solo a 3 km del castillo de Dunnottar, y es una buena parada para comer, dar un paseo por el puerto y probar el dulce local, la famosa (y un poco asquerosa) chocolatina Mars rebozada y frita.
  • Si prefieres visitar el castillo de Dunnottar en un tour en español, tienes un 5 % de descuento en el tour Castillos de Escocia de Viajar por Escocia, que tiene parada en Dunnotar y en el castillo de Glamis. El descuento se aplicará una vez añadas la excursión a la cesta.
  • Dónde dormir cerca del castillo. Puedes encontrar hoteles y B&B en Stonehaven, aunque encontrarás muchísimas más ofertas de hotel en Aberdeen, la gran ciudad más próxima al castillo.

El Dunnottar Castle, una fortaleza estratégica

En cuanto te acercas al castillo de Dunnottar, notas de inmediato que allí el termómetro se desploma. El viento bate sin tregua la costa y el oleaje responde con fuerza. ¿Qué llevó a levantar un castillo en este entorno inhóspito?

La respuesta es el poder defensivo que proporcionaba su enclave estratégico, en lo alto de un precipicio junto al mar.

Por un lado, los habitantes controlaban las rutas marítimas y se aseguraban de que el enemigo no atacaría por agua (a menos que estuviera dispuesto a escalar las escarpadas paredes del acantilado).

Por el otro, Dunnottar se encontraba junto a la única ruta terrestre que en el pasado conducía a la ciudad de Aberdeen.

Visitar el castillo de Dunnottar, el castillo más bonito de Escocia

Visitar Dunnottar Castle, el castillo mas bonito de Escocia

La historia del castillo de Dunnottar

La imagen de la fortaleza accesible solo por el angosto sendero sigue siendo impresionante… y de lo más evocadora.

Desde lejos, distinguirás las ruinas del Dunnottar Castle, que datan de los siglos XIV y XV. Y, aunque por este lugar pasaron pictos y vikingos, entre otros, poco se conoce del origen de Dunnottar como fortaleza.

La historia que sí conocemos nos transporta al siglo XIV, cuando Dunnottar se convirtió en el hogar de los Keith, los condes Marischal. La poderosa familia restauró y amplió la fortaleza con un nuevo palacio en el siglo XVI para que fuera más cómoda, pero también más lujosa.

Al fin y al cabo, los Keith recibían a huéspedes de la talla del futuro rey Carlos II o de la reina Mary, Queen of Scots, que pasó por el castillo en dos ocasiones: en 1562 y en 1564.

Visitar el castillo de Dunnottar, el castillo más bonito de Escocia

Visitar Dunnottar Castle, el castillo mas bonito de Escocia

Visitar el castillo de Dunnottar, el castillo más bonito de Escocia

Pero transportémonos ahora a 1715, año del fallido levantamiento jacobita del Viejo Pretendiente. Los condes Marischal habían prestado su ayuda a la causa jacobita y, tras la derrota, considerados traidores, perdieron el castillo de Dunnottar a manos del Gobierno inglés.

En los siglos posteriores, la fortaleza cambió de dueño varias veces, desintegrándose poquito a poco… Hasta que, en 1925, Dunnottar cayó en manos de una familia dispuesta a restaurarlo y a abrirlo al público, los Cowdray.

Gracias a ellos, hoy podemos visitar el castillo de Dunnottar. Así que sigue el sendero hasta la puerta fortificada. Te esperan unos cuantos escalones de bajada, y otros tantos de subida…

¡Pero te prometemos que el esfuerzo merecerá la pena!

Escenario de cine en Escocia. El castillo de Dunnottar ha aparecido en la gran pantalla como escenario de Hamlet, con Mel Gibson y Glenn Close, y de Victor Frankenstein, con Daniel Radcliffe y James McAvoy. Además, sirvió de inspiración para el castillo de DunBroch en la peli Brave, de Disney.

Visitar el castillo de Dunnottar, el castillo más bonito de Escocia

Visitar el castillo de Dunnottar, el castillo más bonito de Escocia

Recorriendo la fortaleza

Bienvenido al Dunnottar Castle, formado por más de una decena de edificios en ruinas.

Aunque la vegetación tapiza el acantilado y amenaza con engullirlos, el tiempo (y varias restauraciones) han respetado los muros de la mayoría de edificios, poniéndotelo fácil para imaginar cómo debía ser la vida en Dunnottar unos siglos atrás.

La capilla, la forja, los establos, las bodegas o el palacio son algunas de las estancias en las que puedes adentrarte.

Visitar Dunnottar Castle, el castillo mas bonito de Escocia

Visitar el castillo de Dunnottar, el castillo más bonito de Escocia

Uno de los castillos más embrujados de Escocia

Aunque quizás no estés solo: cuentan que el castillo de Dunnottar es uno de los más embrujados de Escocia.

Su fantasma más célebre es la Green Lady, una mujer vestida de verde que ronda la habitación donde se destilaba la cerveza (¿casualidad…?).

Si lo tuyo son las historias fantasmagóricas, aquí te contamos algunas de las leyendas más escalofriantes de Escocia.

Visitar el castillo de Dunnottar, el castillo más bonito de Escocia

Whigs’ Vault y la cárcel de los Covenanters

Más allá de las leyendas, Dunnottar también guarda episodios históricos teñidos de tragedia. Uno de los lugares que debes visitar es la mazmorra Whigs’ Vault, uno de los rincones más sombríos del castillo.

En 1685, para crear espacio en las cárceles de Edimburgo, trasladaron a 200 covenanters al castillo de Dunnottar.

Solo 167 presos llegaron con vida a la Whigs’ Vault, donde les esperaba un cautiverio de 9 semanas sin ninguna higiene, comida y agua muy escasas y tan solo una ventana al mar como único contacto con el exterior.

Algunos murieron intentando escapar, y otros, durante el viaje a las Antillas en el que embarcaron a los supervivientes.

Visitar el castillo de Dunnottar, el castillo más bonito de Escocia

Visitar el castillo de Dunnottar, el castillo más bonito de Escocia

Escondrijo de los Honores de Escocia

Otro de los episodios clave en la historia del castillo de Dunnottar tiene que ver con los Honores de Escocia, las Joyas de la Corona Escocesa: la Corona, el Cetro y la Espada del Estado.

En 1651, Carlos II se coronó rey de Escocia en Scone, y, para la ocasión, los Honores de Escocia viajaron hasta allí desde el Castillo de Edimburgo.

Sin embargo, dos años antes, Oliver Cromwell había ordenado ejecutar a su padre, el rey Carlos I de Inglaterra y de Escocia, aboliendo así la monarquía e instaurando una república.

Visitar el castillo de Dunnottar, el castillo más bonito de Escocia

En el momento de la coronación de Carlos II, Cromwell y sus tropas ya habían llegado a Escocia, dispuestos a poner fin también al reinado de este monarca y a destruir cualquier símbolo de la realeza.

Era imposible devolver los Honores de Escocia al Castillo de Edimburgo en tan escaso tiempo, así que los escondieron en el castillo de Dunnottar.

Pero cuál fue la sorpresa cuando, tras ocho meses de asedio a la fortaleza, cuando Dunnottar sucumbió, Cromwell no encontró ni rastro las joyas.

Las habían sacado con disimulo, entre sacos, y las habían enterrado en el cementerio de Kinneff. La Corona, el Cetro y la Espada sobrevivieron a aquel episodio, y hoy en día puedes verlos en el Castillo de Edimburgo.

Aquí tienes nuestra guía del castillo de Edimburgo, donde te contamos varias curiosidades de la fortaleza.

Visitar Dunnottar Castle, el castillo mas bonito de Escocia

Dónde sacar fotos del castillo de Dunnottar

La foto más emblemática del castillo de Dunnottar fundiéndose con el acantilado la sacarás antes de llegar al castillo, desde lo alto del sendero.

Pero no te quedes solo con esa postal: una vez visitado el castillo, dedica también un ratito a bajar hasta las playas que lo rodean.

Nosotros no vimos a ninguna de las focas que las frecuentan (aunque sí muchísimas aves), pero nos encantó acercarnos a este rincón del mar del Norte.

Visitar Dunnottar Castle, el castillo mas bonito de Escocia

Visitar Dunnottar Castle, el castillo mas bonito de Escocia

Visitar el castillo de Dunnottar, el castillo más bonito de Escocia

Y, si desde el sendero de entrada a Dunnottar tomas la bifurcación hacia la derecha y cruzas un pequeño puente, llegarás a otro acantilado con unas vistas espléndidas de la fortaleza donde las ruinas crean un precioso contraste con las aguas del mar.

Tras contemplarlo desde distintos ángulos, no nos cabe duda de que el castillo de Dunnottar es uno de los más bonitos de Escocia.

Visitar el castillo de Dunnottar, el castillo más bonito de Escocia

Y tú ¿has podido visitar el castillo de Dunnottar? Si es así, ¿te cautivó tanto como a nosotros? ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

Guía actualizada en septiembre de 2020 y publicada por primera vez en septiembre de 2016.

Icons made by Google, Freepik, Smashicons and Ryan Thomas Noll.