En Edimburgo, las leyendas y misterios flotan en cada rincón. Seguro que te los contarán en los tours de fantasmas por la Old Town, pero no esperarías encontrarlos en un lugar como Gilmerton, un tranquilo suburbio en las afueras de la ciudad.

Y, sin embargo, bajo sus calles se esconde Gilmerton Cove, un enigmático conjunto de cámaras y pasillos subterráneos cuyo origen nadie ha conseguido explicar todavía.

Prepárate para bajar a las entrañas de Edimburgo y descubrir uno de esos lugares que no suelen aparecer en las guías…  ¡Nos vamos a visitar Gilmerton Cove!

Visitar-Gilmerton-Cove-en-Edimburgo

Visitar Gilmerton Cove: cómo llegar y entradas

¡En marcha! Gilmerton Cove se encuentra en Gilmerton, uno de los barrios del sureste de Edimburgo.

Llegar hasta allí es muy fácil; lo único que tendrás que hacer con antelación es reservar entrada, ya que solo organizan un tour al día.

  • Desde el centro, puedes llegar con los buses de Lothian Buses en 30 minutos. El bus te dejará a pocos metros de la entrada de Gilmerton Cove. Puedes calcular el trayecto con TravelineScotland o Google Maps.
  • Aquí puedes reservar la entrada. Es imprescindible que elijas día, ya que las visitas son guiadas. Las visitas son en inglés
  • Gilmerton Cove no es accesible en silla de ruedas ni tampoco para niños menores de 5 años. Aquí te contamos otras cosas que hacer en Edimburgo con niños.

Visitar Gilmerton Cove Edimburgo 2

El misterio de Gilmerton Cove

Ahora que sabes cómo llegar, zambullámonos en la historia de Gilmerton Cove para ir entrando en ambiente. O, mejor dicho, ¡en lo poquito que se sabe de ella…!

Cuentan que, en 1719, en una época en la que la mayoría de familias del pueblo minero de Gilmerton vivía en espacios muy reducidos, un herrero llamado George Paterson decidió excavar una morada subterránea en la piedra, que habría completado, según él, en tan solo 5 años.

Esa supuesta vivienda, que hoy en día puedes recorrer en una de las visitas guiadas a Gilmerton Cove, estaba formada por varias cámaras, una forja, un pozo y camas, mesas y sillas talladas en la piedra.

Sin embargo, la primera investigación arqueológica de Gilmerton Cove, que se llevó a cabo en 1897, cuestionó por vez primera la historia de Paterson.

Según aquella investigación, el origen de las cavidades se remontaría a un siglo antes de que las obras del herrero comenzasen.

A partir de entonces, nacieron un sinfín de teorías: ¿quién, por qué y para qué construyó Gilmerton Cove?

Visitar Gilmerton Cove Edimburgo 3

Teorías sobre el origen de Gilmerton Cove

Desde el pasado siglo, periódicamente han excavado e investigado los pasajes, limpiándolos de escombros y descubriendo nuevas cavidades que antes quedaban ocultas.

Pero, lejos de desentrañar el misterio de Gilmerton Cove, a la incógnita de su origen se le han sumado otros muchos enigmas que no hacen más que avivar las especulaciones.

Túneles que no se sabe dónde desembocan, pequeñas tuberías que se adentran en la oscuridad de la roca, la certeza de que ni el pozo ni la forja se han utilizado nunca, inscripciones escarbadas en las mesas…

Pero, aunque el origen sea incierto, sí saben que, con el transcurso de los siglos, las cámaras han sido ocupadas de manera pasajera por visitantes muy variados.

Las teorías hablan de Gilmerton Cove como escenario de celebraciones rituales, destilería de alcohol, refugio para los Covenanters, lugar de reunión de sociedades secretas, escondite de contrabandistas…

Visitar Gilmerton Cove Edimburgo 4

La visita guiada a Gilmerton Cove

En 2003, tras varios años de obras para acondicionar y restaurar las cavidades e intentar, una vez más, descifrar el origen de este laberinto subterráneo, Gilmerton Cove abrió sus puertas al público.

Allí, una exposición audiovisual te dará la bienvenida, invitándote a conocer al detalle la historia de Gilmerton y ofreciéndote una muestra de lo que encontrarás una vez te adentres en las profundidades.

Y llega el momento de ponerte el casco (los techos son muy bajos) y bajar a las entrañas de Gilmerton Cove.

Durante la primera media hora de la visita, un guía te mostrará las cámaras, pasillos y túneles en la roca mientras te cuenta las múltiples teorías que rodean este inquietante lugar, integrándolas en la historia escocesa de los últimos siglos.

Después, dispondrás del tiempo que quieras para preguntar cualquier duda, explorar las cámaras a tu antojo, sacar fotos y dejar volar la imaginación.

Las cavidades están iluminadas (muy poquito, lo suficiente para que veas por dónde caminas), pero si quieres puedes llevar tu propia linterna.

Aunque, como decíamos, los techos son bajos y Gilmerton Cove puede ser un poco claustrofóbico, a nosotros no nos resultó agobiante, ya que los grupos son pequeños y te puedes mover a tu aire.

Si quieres seguir explorando el Edimburgo subterráneo, puedes hacerlo también en alguno de estos tours de fantasmas y visitas históricas.

Visitar-la-cueva-de-Gilmerton-en-Edimburgo

Durante siglos, este intrigante lugar se ha mantenido oculto bajo las calles, y hoy en día sigue sin aparecer en la mayoría de guías de Edimburgo.

Si te apetece descubrirlo, reserva entradas para Gilmerton Cove y prepárate para imaginar y sumergirte en el misterio.

Y, si ya has estado, cuéntanos qué te pareció la visita en los comentarios. ¡Gracias por descubrir el Edimburgo menos típico con nosotros!

Icons made by Google, Freepik, Smashicons and Ryan Thomas Noll.