Cuando comenzamos a preparar el viaje a las islas Orcadas, imaginábamos un lugar tranquilo dominado por la naturaleza y la historia. Pero, como suele suceder, nuestras expectativas quedaron pequeñas ante los mil encantos de este fascinante archipiélago del norte de Escocia.

¿Estás pensando en viajar a Orkney? Hoy queremos mostrarte las islas Orcadas a través de 10 experiencias mágicas que vivimos allí. Nosotros ya estamos pensando en regresar… ¡esperamos contagiarte y que tú también las incluyas en tu próxima ruta por Escocia!

Que ver Orkney Islas Orcadas Ring of Brodgar 1500

Qué hacer en las islas Orcadas

1. Entrar a una tumba de 5000 años de antigüedad

Un montículo cubierto de vegetación en mitad de la nada. Un túnel oscuro y estrecho por el que tendrás que avanzar de rodillas. No se distingue qué hay al otro lado, aunque lo sabes: una tumba. Dos linternas con la batería gastada colgadas en la entrada… ¿Te atreves a entrar?

Se trata del Cuween Hill Cairn, una de las muchas cámaras funerarias milenarias que pueblan los campos y montes de las islas Orcadas. En la mayoría, como en esta, no encontramos ni a un visitante más.

¡Adentrarnos en estas cámaras frías y húmedas donde hace milenios alguien decidió enterrar a los suyos es una de las experiencias que más nos fascinó de Orkney!

Que ver Orkney Islas Orcadas Cuween Hill Cairn Mainland

La cámara funeraria Cuween Hill, en la Mainland

Que ver Orkney Islas Orcadas Taversoe Tuick Rousay

La cámara funeraria Taversoe Tuick, en Rousay

2. Ver de cerca miles de aves

Las islas Orkney son un paraíso para los amantes de las aves, y, aunque no cuentes a estos animales entre tus favoritos, tras unas horas en las islas te sorprenderás a ti mismo observándolos e incluso buscándolos.

Y es que es imposible no maravillarse ante la riqueza de aves en los acantilados y campos, desde araos hasta frailecillos pasando por alcas, fulmares, búhos, alcatraces… Nosotros nos enamoramos  del pájaro ostrero, con su larguísimo pico del color del fuego.

Pudimos conocer a muchos gracias a Simón, guía de Orkney Travel y gran conocedor de las islas y su fauna. Pero, conduciendo por las Orcadas, encontrarás también carteles de RSPB, reservas de aves provistas de prismáticos e información para que las observes en su hábitat.

Que ver Orkney Islas Orcadas Aves

Que ver Orkney Islas Orcadas Aves Alca

3. Presenciar (de lejos) la fuerza del oleaje

Más que mágica, esta experiencia es impactante. En las islas Orcadas, el viento suele soplar con fuerza. En nuestro primer día, con rachas de casi 50 km/h, subimos el coche a uno de los pequeños ferries que conectan las islas entre sí para ir hasta Rousay, nos refugiamos en la cabina de pasajeros

Y, desde allí, presenciamos cómo un mar enfurecido cubría de olas gigantes los cuatro vehículos aparcados a bordo. Por suerte, el trayecto es corto, ¡y el único testigo del oleaje fue la sal que al cabo de unas horas cubría el coche!

Que ver Orkney Islas Orcadas Ferry Rousay

4. Caminar tras huellas vikingas

Por su cercanía a Noruega, las islas Orkney y Shetland están repletas de legado vikingo. Se cree que desembarcaron en el siglo XVIII, y, aunque su llegada está envuelta en incógnitas (¿invadieron las islas, o convivieron con los pictos?) en unos siglos el archipiélago había adoptado la cultura nórdica casi por completo.

Una de las experiencias que nos emocionó hasta la médula en las islas Orcadas fue entrar a la cámara funeraria de Maeshowe y contemplar de cerca las inscripciones que dejó un grupo de vikingos cuando se refugió allí de una tormenta, con un pequeño dragón incluido (no se pueden sacar fotos, pero busca Maeshowe Viking Runes para hacerte una idea). Es la mayor colección de runas fuera de los países escandinavos, ¡y es impresionante!

Maeshowe es uno de los pocos monumentos de pago de las islas Orcadas, y solo se puede acceder en una visita guiada. Te recomendamos que la reserves con tiempo en esta web.

Que ver Orkney Islas Orcadas Mainland Hoy

5. Contemplar focas… ¿o selkies?

Uno de los animales más fascinantes de la mitología escocesa, irlandesa y escandinava es la selkie, una foca capaz de tomar forma humana. Cuando se transforman, las selkies esconden su pelaje en las rocas; si alguien lo roba, podrá someterlas, y no podrán regresar a su forma original.

Aunque también puede suceder lo contrario: que un pescador se enamore de una preciosa mujer selkie y, llegada la mañana, vea cómo se convierte en foca y vuelve para siempre al mar…

En las islas Orcadas vimos decenas de focas, aunque, conociendo la importancia de estas criaturas en el folclore del archipiélago, estamos casi seguros de que eran selkies, ¿no crees?

Que ver Orkney Islas Orcadas Focas Rousay

Que ver Orkney Islas Orcadas Rousay

6. Ver atardecer desde el anillo de Brodgar

Pasear entre los 27 menhires del Ring of Brodgar, un círculo megalítico levantado cerca de 2500 a.C., provoca todo tipo de sensaciones.

El círculo de piedras es imponente, pero, además, puedes acercarte tanto como quieras, acariciar la superficie rugosa de las rocas, encontrar las runas vikingas grabadas en una de ellas… E imaginar cómo llegaron allí, qué episodios presenciaron… ¿Te recuerda a algún escenario de Outlander?

Lo habíamos visitado de día, junto a las cercanas piedras de Stenness. Pero, por la noche (en primavera, en Orkney el sol empieza a ponerse hacia las 22:00), decidimos regresar para ver el atardecer desde allí. ¡Una experiencia mágica!

Que ver Orkney Islas Orcadas Ring of Brodgar

7. Pasear junto a acantilados de postal

En la costa oeste de la Mainland (y también en algunos puntos de la isla de South Ronaldsay o de Hoy) te esperan un acantilado tras otro, uniéndose en paisajes de postal.

Deja a un lado el vértigo y pasea por lugares como Marwick Head, Yesnaby o el Brough of Birsay, una isla a la que se puede acceder por una pasarela cuando la marea baja, y en la que encontrarás un bonito faro y restos de un poblado picto y nórdico.

Cuando visitamos la Mainland, en primavera, los acantilados estaban atestados de aves y nidos, una concentración espectacular que solo habíamos visto en otro lugar, la Bass Rock (cerca de Edimburgo). Aunque no tuvimos suerte, este es uno de los mejores lugares de Escocia para ver puffins.

Que ver Orkney Islas Orcadas Marwick Head 2

Marwick Head

Que ver Orkney Islas Orcadas Marwick Head 2

Marwick Head

8. Visitar un pueblo más antiguo que las pirámides de Giza

En el pueblo de Skara Brae no encontrarás puerto, pubs ni supermercados (para eso tendrás que ir a Kirkwall o a Stromness).

Su reclamo es único: Skara Brae es el asentamiento neolítico mejor conservado del norte de Europa. Resulta difícil imaginar que se construyó alrededor de 3180 a.C., antes que las pirámides de Egipto o que el círculo de piedras de Stonehenge.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Skara Brae es el más famoso de todos los lugares que ver en las islas Orcadas. Y no nos extraña: es impresionante pasear entre habitaciones y calles milenarias junto al mar, que con el tiempo ha engullido para siempre partes y secretos del asentamiento.

Ruta Islas Orcadas 3 dias Que ver en Orkney Skara Brae

9. Brindar con uno de los mejores whiskies de Escocia

No somos grandes conocedores del whisky, pero, cuando todo el mundo te recomienda visitar la destilería Highland Park, en Kirkwall, sabes que allí se cuece algo interesante.

Utilizando turba de páramos cercanos para el malteado, en Highland Park elaboran uno de los mejores whiskys puros de malta de Escocia. El resultado es una bebida dulce, con toques de miel y brezo y solo un ligerísimo ahumado.

Pero, si el whisky escocés no te llama, también nos encantaron las cervezas de la destilería Swannay Brewery. Pasea junto al puerto de Kirkwall o de Stromness, encuentra un pub del que escape un aroma irresistible (como Helgi’s, en Kirkwall, o Ferry Inn, en Stromness), ¡y acompaña la cena con un buen brindis!

Donde comer Orkney Islas Orcadas Helgis Kirkwall

Cenando en Helgi’s, en Kirkwall

Que ver Orkney Islas Orcadas Highland Park Destileria

10. Volar en un mini avión

Más allá del viaje, teníamos curiosidad por cómo seria volar a Orkney. Como te contamos en los preparativos para viajar a las islas Orcadas, nos decantamos por el avión frente al ferry, y, tras ver cómo de pequeñita es la aeronave que vuela de Edimburgo a Kirkwall, estábamos un poco nerviosos.

No es tan pequeño como una avioneta, por supuesto, pero sí es uno de los aviones de menor tamaño en los que hemos volado. Caben solo unos 30 pasajeros, hay que facturar todas las maletas y, si quedan asientos libres, el piloto te distribuye como mejor crea para equilibrar el peso.

Al final, la experiencia fue genial: más allá de un poco de balanceo en el despegue y en el aterrizaje, el vuelo pasó en un suspiro. Y, a la vuelta, ¡volamos tan bajo que pudimos disfrutar de una preciosa imagen de Escocia desde la ventanilla!

Que ver Orkney Islas Orcadas Vuelo desde Edimburgo Que ver Orkney Islas Orcadas Vuelo desde Edimburgo

Por supuesto, en las islas Orcadas te espera muchísimo más: sorprenderte en la capilla italiana, entrar a la catedral de St Magnus, pasear por las callejuelas de Stromness, recorrer Scapa Flow, hacerte con algún recuerdo en las tiendas de artesanía del Orkney Craft Trail

Si ya has estado, ¿qué fue para ti lo mejor de las islas Orkney?

Información práctica para visitar Orkney