Si tuviera que escoger una tarta entre todos los dulces del mundo, no dudaría: carrot cake. La suculenta tarta o bizcocho de zanahoria se originó en Europa, y el Reino Unido es, junto a Estados Unidos, uno de los países donde este dulce es más tradicional. Si nunca la has probado, te sorprenderá su sabor dulce y ligeramente especiado, en el que la zanahoria apenas destaca, aunque juega un papel esencial. Receta de carrot cake Mas Edimburgo (9)

Una pizca de historia

Las verduras y hortalizas, como el calabacín y la remolacha, se utilizan a menudo en repostería porque aportan jugosidad a la masa. En el caso de las zanahorias, además, también la endulzan, ya que son ricas en azúcar. De hecho, se cree que, en Europa, las zanahorias se usan como endulzante desde la Edad Media. El carrot cake no es un invento moderno, aunque fue durante la Segunda Guerra Mundial cuando cobró de nuevo una merecida fama. Fue en el Reino Unido, donde, en contraste con la mayoría de alimentos racionados, las zanahorias abundaban. Bastó un empujón propagandístico del gobierno, junto al ingenio de la población, para que esta hortaliza se utilizara para los más variados propósitos, como sustituir el azúcar en las recetas de postres… ¡y preparar carrot cake!

La mejor tarta de zanahoria del universo

Hoy en día, el pastel de zanahoria se elabora con una cobertura dulce, a menudo en capas. En el Reino Unido y en Estados Unidos, esta versión del carrot cake no falta en ninguna cafetería o carta de postres, y, en los últimos tiempos, parece que también se ha instalado con fuerza en España. Prepararla en casa es sencillo, y el resultado es siempre sorprendente, en especial con esta receta: la mejor tarta de zanahoria del universo. Palabra de adicta.

Receta de carrot cake Mas Edimburgo (4)

La conocí a través de Lara, de Bakemania (me encanta Lara, ¡todas sus recetas salen perfectas!), que a su vez la adaptó de la receta de The Buttercup Bake Shop, uno de los clásicos pasteleros de Nueva York (si vas a la ciudad y quieres ideas, échale un vistazo a nuestra guía de los mejores cupcakes y dulces). He probado mil y un carrot cakes en cafeterías, y he cocinado otros tantos en casa, pero éste… éste es espectacular. Tierno, dulce en su punto justo… Quizás tenga algo que ver que, el que ves en las fotos, lo preparó mi madre, y ya se sabe que lo que cocinan las madres siempre, siempre sabe mejor. Sea como sea… ¡prepárate para darle un bocado a esta irresistible tarta de zanahoria!

Antes de comenzar, ten en cuenta que esta receta está pensada para preparar una tarta de dos pisos; es decir, en dos moldes. Nosotros siempre la horneamos de una sola pieza, pero si quieres una tarta de dos pisos, divide y hornea la masa en dos moldes, porque es una tarta que se desmigaja con facilidad y que no podrás cortar por la mitad una vez horneada.

Ingredientes (tarta de 10-12 porciones)

Para la masa

  • Zanahorias medianas peladas, ralladas o picadas muy pequeñas (4)
  • Harina (2 ½ cups o tazas – 275 g)
  • Levadura (1 cucharadita)
  • Bicarbonato (1 cucharadita)
  • Canela en polvo (1 cucharadita)
  • Azúcar (1 cup o taza – 225 g)
  • Azúcar moreno (1 cup o taza – 200 g)
  • Mantequilla sin sal, a temperatura ambiente (250 g)
  • Huevos grandes, a temperatura ambiente (3)
  • Extracto de vainilla (2 cucharaditas)
  • Zumo de manzana o de naranja (½ cup o taza – 118 ml, aprox. medio vaso)
  • Nata líquida para postres (3 cucharaditas)

Para la cobertura

  • Queso mascarpone (un tarro, aprox. 250 g)
  • Azúcar glas (2 cucharadas)
  • Nueces (un puñado)

Receta de carrot cake Mas Edimburgo (5)

Preparación

  1. Precalentar el horno a 175 ºC. Engrasar el molde (o los dos moldes) con mantequilla y cubrirlo con papel de horno.
  2. En un bol, mezclar la harina, la levadura, la canela y el bicarbonato y reservar.
  3. Batir la mantequilla unos segundos e incorporar poco a poco el azúcar moreno y el azúcar blanco. Batir unos minutos, hasta obtener una consistencia cremosa.
  4. Incorporar los huevos uno a uno, batiendo cada vez. Incorporar el extracto de vainilla y seguir batiendo.
  5. Verter a la mezcla 1/3 (un tercio) de la mezcla de harina e ingredientes secos que habíamos reservado,  batir y añadir la mitad del zumo.
  6. Añadir a la mezcla otro 1/3 (tercio) de la mezcla de harina y la otra mitad del zumo, y batir.
  7. Incorporar el resto de la mezcla de harina (1/3) y batir bien.
  8. Con la ayuda de una espátula, añadir la zanahoria y la nata líquida a la mezcla y remover a mano.
  9. Verter la masa en el molde (o los dos moldes) y hornear durante unos 60-70 minutos (un solo molde) o 30-35 minutos (dos moldes). El tiempo de cocción varía mucho según el horno y el grosor de la tarta, así que lo mejor es comprobar el estado de horneado cada poco tiempo.
  10. Sacar del horno. Dejar reposar el pastel en el molde durante 10 minutos, desmoldarlo y dejarlo enfriar encima de una rejilla.

Preparación de la cobertura

Para cubrir la tarta, necesitaremos dejarla enfriar en la nevera (envuelta en papel film) como mínimo dos o tres horas. En la receta original, la cobertura es de queso Philadelphia y mantequilla. A nosotros no nos gustan las coberturas tan dulces, en especial si el pastel ya lleva mantequilla, así que la sustituimos por una cobertura muy sencilla: un tarro de queso Mascarpone (suelen rondar los 250 g) y dos cucharadas de azúcar glas (opcional: una cucharadita de extracto de vainilla).

Lo batimos a mano en un bol hasta que el azúcar se integre con el queso y obtengamos una cobertura cremosa y, con la ayuda de una espátula, la untamos por encima de la tarta y esparcimos unas cuantas nueces encima. En caso de que hagamos un layer cake y también necesitemos cobertura para rellenar el pastel, tendremos que doblar la cantidad.

Receta de carrot cake Mas Edimburgo (3)

Comentarios

  • Sobre la cantidad de mantequilla: En la receta original de The Buttercup Bake Shop, la cantidad de mantequilla es de 340 g. Tras ver que a algunas personas la tarta les quedaba demasiado aceitosa, hicimos varias pruebas con menos y para esta receta hemos rebajado la cantidad a 250 g.
  • En muchas recetas de carrot cake también se añaden pasas y nueces picadas, u otros frutos secos, a la masa (unos 100 g). Yo prefiero añadirlas encima una vez fuera del horno, pero de ambas maneras combinan muy bien.
  • En cuanto a especias, esta receta solo lleva canela, pero puedes añadirle una cucharadita de nuez moscada o de jengibre para darle un toque más especiado.
  • Si al rallar las zanahorias para la masa quedan unas gotitas de zumo, puedes incorporarlas a la cobertura.
  • Algunas recetas incorporan la ralladura de una naranja a la masa; naranja y zanahoria combinan muy bien.

Receta de carrot cake Mas Edimburgo (6)

Receta de carrot cake Mas Edimburgo (1)

¿Has probado la tarta de zanahoria? ¿Cuál es tu favorita? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!