Cuando aterrizas por primera vez en la Royal Mile de Edimburgo, las tiendas de souvenirs y los artistas callejeros compiten por eclipsar tu atención.

Sin embargo, en cuanto dejas el ajetreo en segundo plano, descubres que la calle principal de la Old Town es también la puerta de entrada a otro mundo: el universo de los closes.

Los callejones estrechos escapan en dirección norte y sur, desde el Castillo hasta el palacio de Holyrood, y te conducen a veces a patios, otras a jardines, otras a ninguna parte.

Pero todos guardan alguna historia… ¡y una faceta mucho más tranquila del corazón de la ciudad! ¿Nos acompañas a visitar algunos de los callejones con más encanto de la Royal Mile de Edimburgo?

Mejores callejones Royal Mile Edimburgo Bakehouse Close

1. Tweeddale Court

Frente al Scottish Storytelling Centre se esconde uno de nuestros callejones favoritos, Tweeddale Court. Hoy en día, la casa que se alza al fondo, la Tweeddale House, es la sede de la revista The List.

Pero, desde que se construyó, en el siglo XVI, muchos inquilinos han pasado por el callejón y dejado su huella arquitectónica.

Callejones Royal Mile Edimburgo Tweedale Court

Y también alguna que otra historia macabra: en este callejón tuvo lugar uno de los asesinatos sin resolver de Edimburgo.

En 1806, allí se encontró el cadáver acuchillado de un mensajero del banco que transportaba más de £4 000 en efectivo. ¿Lo curioso? Un tiempo después, el dinero se descubrió oculto en una pared…

Fíjate en la puerta y descubrirás el rastro de otro inquilino menos misterioso: ¿ves el nombre de la imprenta de Oliver & Boyd en el dintel? Además, en el balcón de la izquierda sobrevive un montacargas, otro recuerdo de la misma época.

Escenarios de Outlander Edimburgo Tweedale Court Royal Mile 2

Otra curiosidad de Tweeddale Court es que se cree que el muro de la derecha forma parte de la King’s Wall, una de las antiguas murallas de Edimburgo.

2. Dunbar’s Close

¿Conoces los jardines secretos de la Royal Mile? Descubrir que detrás de una de las calles más bulliciosas de la ciudad se ocultan pequeños oasis fue, como te contamos en el artículo, una sorpresa increíble.

Jardin de Dunbars Close Edimburgo 3

De entre todos ellos, el jardín de Dunbar’s Close es uno de los más bonitos. A pesar de que solo tiene unas décadas, lo diseñaron siguiendo el modelo de jardines del siglo XVII (por aquel entonces, los ciudadanos más adinerados de Edimburgo se habían establecido en el área de Canongate en busca de espacio y calma, y en la zona existían muchos de estos espacios verdes).

¡Es una delicia adentrarte en el plácido Dunbar’s Close y saborear la tranquilidad a solo unos metros del corazón de Edimburgo!

Jardin de Dunbars Close Edimburgo 2

3. Advocate’s Close

Si recorriendo la Royal Mile te detienes a la altura de la catedral de St Giles y miras hacia el norte, ante ti aparecerá una imagen de postal: un callejón estrecho enmarcando, al fondo, el monumento a Scott.

Mejores callejones Royal Mile Edimburgo Advocates Close

Se trata de Advocate’s Close, un callejón que se remonta al siglo XVI. Pero no te conformes con la foto más típica y recorre todos sus tramos hasta desembocar en Cockburn Street.

Gracias a una renovación reciente, los edificios históricos de Advocate’s Close hoy albergan oficinas y negocios, y los detalles arquitectónicos modernos contrastan con pequeños testigos del pasado, como las inscripciones en lo alto de las puertas.

Mejores callejones Royal Mile Edimburgo Advocates Close

Mejores callejones Royal Mile Edimburgo Advocates Close

4. Lady Stair’s Close

Al contrario que en otros de sus compañeros menos conocidos, en el pintoresco Lady Stair’s Close es habitual encontrar un trajín de visitantes.

En parte, es debido a es su proximidad al Castillo, pero, sobre todo, al hecho de que allí se encuentra el Writer’s Museum, un pequeño pero fantástico museo gratuito dedicado a tres grandes escritores escoceses: Sir Walter Scott, R.L. Stevenson y Robert Burns.

Mejores callejones Royal Mile Edimburgo Lady Stairs Close

Lady Stair’s House, la preciosa casa que alberga el museo y que da nombre al callejón, data de 1622, aunque la característica torre se añadió en una reforma unos siglos más tarde. Frente a ella, en el suelo, fíjate en Makar’s Court, un sendero literario formado por citas de escritores inscritas en la piedra.

Tras visitar Lady Stair’s Close y el Museo de los escritores, te proponemos que te adentres por detrás del museo hacia James Court, el siguiente callejón de la Royal Mile que exploraremos.

5. James Court

James Court no es tan pintoresca como su vecina, pero lo compensa con una oleada de tranquilidad y con un pasado curioso.

Esta plazoleta se edificó con hogares de lujo hacia 1725, lo que supuso derrumbar varios closes. Nada extraño en aquella época: con un Edimburgo abarrotado y sin la New Town, tener espacio, calma y una cierta limpieza era el mayor de los privilegios. Y los habitantes célebres no tardaron en llegar, entre ellos, el filósofo David Hume.

Mejores callejones Royal Mile Edimburgo James Court

Mejores callejones Royal Mile Edimburgo James Court

Mejores callejones Royal Mile Edimburgo James Court

Por desgracia, un incendio arrasó James Court en 1857, y gran parte de la plaza se tuvo que reconstruir. Pero todavía guarda detalles curiosos: fíjate en el edificio que encontrarás en el lado opuesto del Museo de los Escritores.

En la pared, se distingue parte de los escalones de piedra de la casa. ¿Ves que uno de ellos es mucho más alto que los demás?

Mejores callejones Royal Mile Edimburgo Lady Stairs Close

En algún tour nos han contado que son burglar steps, una especie de escalones antirrobo. Un ladrón se cuela de noche en el hogar y sube con sigilo las escaleras, pero, al encontrar un escalón con una altura mucho más alta de la esperada, tropieza y, de este modo, alerta a los dueños de la casa.

No sabemos si la anécdota es cierta o si más bien se trata de un error de cálculo de quien levantó la casa (si tienes alguna referencia histórica, ¡cuéntanoslo en los comentarios, please!), pero sin duda es una de las muchas curiosidades de Edimburgo.

6. Trunk’s Close

Trunk’s Close es una de esas closes de la Royal Mile que pasan desapercibidas a ojos de la mayoría de peatones, pero, como nos encanta colarnos en todos y cada uno de los callejones… ¿Vamos a descubrir qué se esconde en este?

Las primeras referencias históricas se remontan al siglo XV. Hoy en día es el hogar de la Scottish Book Trust, que promueve la literatura, y de la Cockburn Association, que tiene como objetivo mantener la belleza de Edimburgo y convertirla en una ciudad agradable para todo el mundo.

Mejores callejones Royal Mile Edimburgo Trunks Close

Mejores callejones Royal Mile Edimburgo Trunks Close

Esta última organiza todos los años una iniciativa fantástica, los días de puertas abiertas en Edimburgo.

El callejón es privado, pero suelen abrirlo a todo el mundo unas horas al día. Si tienes suerte y lo encuentras abierto, te animamos a entrar y a descubrir un jardín circular bañado en silencio. Veo, veo… ¡la pequeña escultura de un gallo con gafas!

7. White Horse Close

Situado casi al final de la Royal Mile, muy cerca del Holyrood Palace, White Horse Close es uno de los callejones más bonitos de Edimburgo.

White Horse Close callejon Royal Mile Edimburgo-1

Aunque el fotogénico patio de casitas que encontrarás hoy en día se remonta a una restauración de los años 60, las piedras de White Horse Close podrían contarnos una larga historia, que se extiende desde las caballerizas del palacio de Holyrood hasta el punto de partida de los transportes que conectaban Edimburgo con Newcastle y Londres.

Sin olvidar, claro, la posada que se cree que dio nombre al callejón, que proveía de whisky y comida a los viajeros hambrientos. Hoy en día, la calma reina entre las casitas. Aquí puedes descubrir más acerca de la historia de White Horse Close.

White Horse Close Edimburgo Royal Mile (2)

8. Bakehouse Close

Recorrer la Royal Mile de un extremo a otro implica varios viajes en el tiempo. Pero, si quieres transportarte a un pedacito del Edimburgo de hace unos siglos sin apenas otros visitantes alrededor, te recomendamos visitar Bakehouse Close.

Escenarios de Outlander Edimburgo Bakehouse Close Royal Mile

Este callejón es uno de los mejor conservados de la ciudad. Desde el arco de entrada hasta los edificios que lo delimitan, en este rincón te sentirás lejos del resto de Edimburgo… No es difícil entender por qué lo eligieron como uno de los escenarios de Outlander, ¿verdad?

Para completar este viaje al pasado, visita el museo vecino, el Museum of Edinburgh (gratis), para conocer cómo los habitantes de la capital escocesa vivían y trabajaban.

Escenarios de Outlander Edimburgo Bakehouse Close Royal Mile 2

9. Riddle’s Close

A la misma altura que Lady Stair’s Close, pero en el lado opuesto de la Royal Mile, se esconde Riddle’s Close.

Mejores callejones Royal Mile Edimburgo Riddles Close

Su cercanía al castillo de Edimburgo no impide que la tranquilidad empape cada una de las piedras del callejón, que conduce a Riddle’s Court, un hogar que se remonta al siglo XVI-XVII y que ha alojado a personalidades como el rey Jacobo VI de Escocia o el filósofo David Hume.

Hoy en día, la restaurada Riddle’s Court cumple varios propósitos (bodas, conferencias…), pero en ocasiones abre al público. Encontrarás la información detallada en en su web.

Mejores callejones Royal Mile Edimburgo Riddles Close

10. Ramsay Garden y Patrick Geddes

Para cerrar esta recopilación de closes de la Royal Mile, queremos hablarte de Ramsay Garden, un rincón encantador a solo unos pasos del castillo de Edimburgo.

Esta colección de hogares también es visible desde Princes St: sus inconfundibles fachadas blancas con detalles rojizos destacan entre los demás edificios de la Old Town.

Mejores callejones Royal Mile Edimburgo Ramsay Garden

A pesar de que se trata de un bloque residencial, no de un close, tiene mucho que ver con algunos de los callejones de los que te hablamos en el artículo y en el resto de guías de Edimburgo.

¿La razón? El responsable del Ramsay Garden actual fue el botánico y urbanista Patrick Geddes. El escocés se dedicó a la renovación de la Old Town después de que se degradara durante la época victoriana: zonas empobrecidas, edificios en pésimas condiciones, callejones estrechos e inhóspitos…

Geddes renovó edificios, abrió callejones para crear patios y devolver jardines a la ciudad y rediseñó lugares como Riddle’s Court o White Horse Close. En parte gracias a él, hoy podemos disfrutar de espacios que, de otro modo, tal vez ya no existirían, así que merece un espacio en este artículo.

Mejores callejones Royal Mile Edimburgo Ramsay Garden

Y hasta aquí esta lista a la que, si no pusiéramos freno, podría ser casi infinita…

Cuéntanos, ¿cuáles son para ti los callejones más bonitos de Edimburgo? ¿Conoces alguno de los de la lista?

Callejones de la Royal Mile de Edimburgo