Como descubrirás cuando casi te atropellen por mirar en la dirección equivocada al cruzar la calle, en Escocia se circula por la izquierda, al igual que en el resto del Reino Unido. Los pasos de peatones te ponen a prueba, y la adrenalina sigue la primera vez que subes a un autobús y recorres una ciudad en ‘sentido contrario’.

Y, entonces, llega el momento de ponerte tras el volante y dar el salto al carril opuesto. ¿Te apetece viajar por Escocia pero te da miedo conducir por la izquierda? Para los que aprendimos a conducir por la derecha, este bautizo impone cierto temor y respeto… Pero conducir por Escocia no solo es más fácil de lo que imaginas; también es una de las maneras más extraordinarias de descubrir el país.

Fuera miedos: ¡aquí tienes unos cuantos consejos para conducir por la izquierda en Escocia y en el resto del Reino Unido!

Conducir por la izquierda y conducir por Escocia-1

Consejos para conducir por la izquierda

Alquila un coche con el volante a la derecha

La mejor forma de estrenarte es alquilar un coche del país, que tenga el volante a la derecha. Los primeros minutos te chocará sentarte en el asiento que tú consideras del copiloto, pero es la mejor manera de familiarizarte con este nuevo tipo de conducción.

El volante está a la derecha, pero los pedales funcionan igual que en cualquier vehículo. El desafío de esta nueva distribución del coche son el cambio de marchas y el freno de mano, que están a tu izquierda. El instinto te hace levantar la mano derecha, por eso, mueve la palanca de cambio tantas veces como sea necesario antes de salir para cogerle el truco con la mano izquierda.

Conducir por la izquierda y conducir por Escocia

Si lo del cambio de marchas te preocupa mucho, alquila un coche con cambio automático. Es más sencillo, aunque hay que pagar un suplemento que quizás no te merezca la pena.

Trastea y pruébalo todo antes de salir

Limpiaparabrisas, luces, intermitentes, cambio de marchas, retrovisores… El primer paso cuando subes a un coche de alquiler (tras comprobar que no tenga ningún desperfecto visible en el exterior) es familiarizarte con todos sus detalles.

Las compañías de alquiler de coches suelen estar en recintos pequeños, donde hay poco espacio para maniobrar, por lo que no son un buen lugar para practicar. Si alquilas el coche en el aeropuerto, te ahorrarás el caos del centro de las ciudades y podrás incorporarte a autovías con carriles más anchos, para que tus primeros minutos de conducción sean más sosegados (¡pero consulta el trayecto antes de incorporarte al tráfico!).

Familiarízate con las medidas (y pide seguro a todo riesgo)

¿Recuerdas la primera vez que te pusiste al volante, y no veías claro por qué parte del carril conducir para no pegarte demasiado al arcén ni al sentido contrario? Esta sensación es la que experimentas la primera vez que circulas por la izquierda.

Para nosotros, hacernos a la idea del tamaño del coche y encontrar el equilibrio entre arcén y carril contrario es lo más complicado de conducir por la izquierda. Sobre todo al principio, ya que por la derecha ves a los coches muy cerca, y tiendes a pegarte tanto a la izquierda que acabar metiendo los neumáticos en la cuneta no es nada extraño.

Intenta encontrar un punto de referencia lo antes posible, sin pisar la raya del medio pero sin decantarte demasiado a la izquierda. Y, por si acaso, asegúrate de que tu alquiler incluye un seguro a todo riesgo, ya que los diestros de conducción somos muy propensos a esos pequeños incidentes con las ruedas izquierdas.

Conducir por la izquierda y conducir por Escocia

Mucha atención en los cruces e incorporaciones

Es imposible que en unos días cojamos la misma soltura que alguien que siempre ha conducido por la izquierda, así que repítete mil veces y ten siempre muy presente esta palabra: IZQUIERDA, IZQUIERDA, IZQUIERDA.

Será crucial cuando llegues a un cruce, ya que, al coger un desvío, el instinto juega malas pasadas y te atrae como un imán hacia el carril derecho. Recuerda que vas por la izquierda y por la izquierda seguirás, y que, si giras a la derecha, tu carril será el más alejado (y tendrás que tener cuidado con los coches que vengan por la derecha). Si tienes copiloto, te será de gran ayuda para repetirte la palabra mágica en los cruces e incorporaciones. ¡Siempre izquierda!

Conducir por la izquierda y conducir por Escocia

Las rotondas están sobrevaloradas

¿Sientes que coger una rotonda a la izquierda es la prueba definitiva de que el mundo se ha vuelto loco? Sentimos decepcionarte, pero no son para tanto. De hecho, son muy sencillas.

Sobre todo en Escocia, donde hay tantas, tantísimas rotondas (y la mayoría diminutas), que en unos minutos las tomas con el piloto automático puesto. Recuerda ceder el paso a los vehículos que vienen por la derecha antes de incorporarte y conducir por el carril que más te convenga.

La velocidad, en millas

La velocidad se mide en millas. Aunque el contador de tu coche también te indique la velocidad en km, familiarízate con las millas, que son la unidad de referencia que leerás en los carteles.

La velocidad máxima no siempre está señalizada, así que, si dudas, atente a las que aquí se indican. Lo cierto es que, fuera de las principales zonas urbanas, te costará pisar el acelerador. Y más en Escocia, donde los trayectos siempre se alargan 10 o 15 minutos más de lo que calculan herramientas como Google Maps debido a los carriles de doble sentido, carreteras secundarias…

Ruta por las Highlands de Escocia Tierras Altas 2 dias-2

Mucha calma

Dicho todo esto, el ingrediente principal de conducir por la izquierda sin duda es la calma. De nada sirve que te estreses: en las carreteras de Escocia encontrarás lluvia, sentidos únicos, pases estrechos, animales con poca intención de moverse…

Los conductores por estos lares son bastante civilizados y en rara ocasión te increparán, aunque sí te llamará la atención que conducen bastante rápido por carreteras estrechas en las que tú te sientes aún inseguro. Tú, a lo tuyo. Tranquilidad… ¡y a disfrutar del paisaje!

Ruta por la isla de Skye en coche Escocia

Consejos para conducir por Escocia

Ahora que conoces los entresijos de conducir por la izquierda, aquí tienes algunos consejos para conducir por Escocia.

Autopistas, carreteras de un carril y passing places

En Escocia no hay peajes, y las autovías principales suelen estar en buenas condiciones y tener más de un carril para cada sentido de circulación.

Sin embargo, en cuanto te adentras en zonas rurales, de montaña o en las islas, comienzan a hacerse omnipresentes las carreteras de un solo carril para ambos sentidos, las single track roads. ¿Qué hacer en esta situación? El aliado de los conductores son las passing places, tramos donde el arcén se ensancha para que puedas apartarte si viene un coche en sentido contrario.

Conducir por la izquierda y conducir por Escocia

Hay una cada pocos metros, así que casi nunca tendrás que retroceder. Si una passing place está a la izquierda, te corresponde a ti apartarte, y si está a la derecha, tendrá que parar el otro conductor. Si ambos paráis, haz luces para indicar que le dejas pasar. Tras ceder el paso, intercambias un gesto de rigor para dar las gracias y saludar.

A las passing places te acostumbrarás muy rápido, con la única complicación de que en muchas carreteras abundan las curvas y cambios de rasante con poca visibilidad. Nosotros solo tuvimos un pequeño percance, como contamos en el artículo de la ruta por la isla de Skye: en una carretera muy estrecha junto al mar un autobús turístico (que nos había visto, pero decidió avanzar igualmente) nos obligó a retroceder unos 500 metro marcha atrás.

No teníamos nada de visibilidad ni margen para movernos, y cuando ya nos veíamos atrapados allí para siempre, un vecino de la isla se ofreció a ayudarnos y en un momento había conducido el coche a terreno seguro (aunque le dimos unos buenos arañazos a la pintura del vehículo). Los escoceses no dudarán en echarte una mano si lo necesitas.

Conducir por la izquierda y conducir por Escocia

Animales en la carretera

Cuando ya conducías confiado, te topas con un rebaño de las reinas de Escocia: las ovejas. Carretera o pradera, les da igual dónde tumbarse alegremente a ver pasar el día. En las carreteras secundarias, te tocará esquivarlas a bocinazos más de una vez. Tampoco es raro encontrarte con otros animales, como ciervos o faisanes salvajes, como comenta Piggy Traveller de su viaje.

Ruta por la isla de Skye en coche Escocia

Conducir por la izquierda y conducir por Escocia

Aparcamientos y zonas para parar

En ciudades como Edimburgo, aparcar gratis puede ser una pesadilla. Pero, en los pueblos pequeños y zonas rurales, es sencillo. De hecho, aunque la mayoría de atracciones históricas de Escocia tienen un aparcamiento de pago (por unas 2 libras), da siempre un rodeo, porque cerca suele haber otras plazas o descampados gratis.

Además, en todas las carreteras hay aparcamientos donde hacer un alto. En azul se señalizan las áreas para parar, y en marrón, los aparcamientos con algún interés turístico (puede que haya buenas vistas, que de allí salga un sendero con alguna excursión…). Incluso en las zonas más remotas, si cerca hay buenas rutas senderistas es frecuente que en los aparcamientos haya paneles informativos con el recorrido.

Conducir por la izquierda y conducir por Escocia

Alquilar un coche en Edimburgo

Por último, si quieres alquilar un coche en Edimburgo para comenzar desde allí tu ruta por Escocia, te recomendamos las empresas Arnold Clark y Enterprise.

En nuestro último viaje alquilamos con Arnold Clark en el aeropuerto de Edimburgo. Además del seguro normal, contratamos el excess waiver, un seguro que nos cubría daños en el vehículo y que al final usamos para no tener que pagar nada por el incidente que tuvimos en Skye. Dimos parte al devolver el coche y no nos cobraron ningún suplemento.

Nosotros siempre elegimos no pagar el depósito de gasolina que te ofrece la compañía de alquiler, y ponerla por nuestra cuenta sobre la marcha, ya que puedes comparar precios entre distintas gasolineras y suele salir más barato.

Información para viajar a Escocia