2016 se abre paso a grandes zancadas y no me he fijado ningún propósito, pero me encanta sopesar lo vivido. Me siento más afortunada de lo que a veces recuerdo, me cuesta menos reconocer mis logros que con el frenesí del día a día, y también veo más claro qué quiero pedirle al futuro.

Viajes-y-momentos-2015

2015 ha sido el año de los 26. El año en el que Nueva York ha dejado de ser “nuestra nueva ciudad” para convertirse en nuestro hogar. El año en el que hemos arrancado un nuevo proyecto profesional, A Nueva York, y en el que hemos visto con orgullo y mucho esfuerzo cómo llegaba a buen puerto. Y también un año en el que hemos aprovechado cada ocasión para recorrer nuestro país.

Qué aburrido, pensarán algunos, moverse dentro de las mismas fronteras, sin sumar países a esa lista viajera que a veces parece más importante que los propios viajes. Pero estoy muy contenta de poder descubrir sin prisa pedacitos de Estados Unidos, su historia y sus profundos contrastes. Espero que se refleje en estos 15 viajes y momentos de 2015, con fotos de nuestro Instagram. ¡Gracias por hacerlo inolvidable, también desde el otro lado de la pantalla, una vez más!

15. Juno es nombre de tormenta

Nueva York estrenó el 2015 con nevadas tímidas… Hasta que llegó la tormenta Juno para transformar las calles de la ciudad en un desierto de dunas blancas. La emoción no me dejaba dormir, así que me levanté a a recorrer un Brooklyn vacío como nunca.

The long way home. #NewYorkCity #Brooklyn   Una foto publicada por Angie C (@masedimburgo) el

14. Philadelphia

En febrero redescubrimos durante unos días Philadelphia, una de nuestras ciudades favoritas cerca de Nueva York. Tiene historia para regalar, calles centenarias con hogares de cuento, una cárcel abandonada que estremece… Y algo indispensable: dónuts que disfrutarían tanto Homer Simpson como los más sibaritas. Aquí te recomendamos nuestros lugares favoritos para comer en Philadelphia.

On the streets of #Philadelphia | Calles y casitas de Filadelfia. Una foto publicada por Angie C (@masedimburgo) el

 

13. Campos de algodón

No sabíamos nada de la Ruta 61 hasta que encontramos billetes de avión a Memphis. Y así empezó un road trip por los estados de Tennessee, Mississippi y Louisiana que nos llevó a seguir el legendario río Mississippi a ritmo de blues y jazz, a emocionarnos ante la sencilla y descomunal belleza de los campos de algodón y a dejarnos un pedacito del corazón entre pantanos, pueblos olvidados y la inimitable Nueva Orleans. Para todos los viajeros que vengan después escribimos esta guía de la Ruta 61.

 

Life on a porch. | En el sur, todos los días hay un ratito para sentarse en el porche. #roadtrip #nofilter   Una foto publicada por Angie C (@masedimburgo) el

New Orleans’ French Quarter is bursting with thousands of visitors this weekend. So pretty yet so overwhelming at the same time. Una foto publicada por Angie C (@masedimburgo) el

 

12. El fin del invierno

El invierno en Nueva York dura una vida, y abrirte paso entre la nieve fresca a finales de marzo mella inevitablemente el ánimo. Pero, de pronto, el blanco comienza a fundirse ante el sol insistente y, un buen día, ya no necesitas bufanda…

  Buenas noches desde #NuevaYork. Hoy hemos tenido este precioso atardecer ?| Good night from #NewYorkCity…   Una foto publicada por Angie C (@masedimburgo) el

 

10. Primavera en buena compañía

La primavera es el momento más dulce para visitar Nueva York. Se nota en el ánimo, en las calles adormiladas que de repente se llenan de vida, en todos los comercios que abren puertas y ventanas en cuanto el termómetro marca 15 grados. Para nosotros, llegó con un aliciente más: nuestra familia vino a la ciudad por primera vez, y pudimos compartir con ella nuestro hogar.

Warm, priceless days in #NewYorkCity ?   Una foto publicada por Angie C (@masedimburgo) el

 

9. Maine, entre naturaleza y faros

En primavera hicimos otro road trip; esta vez, por la costa de Maine, a unas 6 horas al norte de Nueva York. Sin duda es uno de los estados más privilegiados de Estados Unidos, con una naturaleza fértil y frondosa, costas escarpadas custodiadas por faros y pueblecitos de casas dispersas donde uno solo tiene que preocuparse por disfrutar del paisaje y de la paz.

Maine mailboxes | Buzones de Maine. ??? Una foto publicada por Angie C (@masedimburgo) el

 

8. Verano al sol

La primavera dura un suspiro, y pronto Nueva York se convierte en una ciudad-horno, donde salir a cualquier hora del día o de la noche supone zambullirse en una nube pegajosa de calor. Quien puede escapa; nosotros nos quedamos, compartimos la ciudad con familia y amigos y nos hicimos asiduos de los cines de verano, las terrazas, los parques, las playas y cualquier lugar con café helado en la carta.

 

These are a few of my favorite things… ?? Una foto publicada por Angie C (@masedimburgo) el

Una foto publicada por Angie C (@masedimburgo) el

 

7. Bonnie Scotland

Un vuelo a Dublín, otro a Edimburgo… Y a finales de agosto empezó nuestro viaje por Escocia, un país que todavía sentimos como propio. Dedicamos una semana a recorrerla en coche, nos volvimos a enamorar de la isla de Skye y volvimos a despedirnos de Edimburgo con un nudo en el estómago. ¡Volveremos a vernos! Aquí tienes nuestros preparativos para viajar a Escocia.

‘You can put yourself in the way of beauty’. #summerinscotland Una foto publicada por Angie C (@masedimburgo) el

6. Madrid fugaz

Después de Escocia nos esperaba la capital española. Como contábamos en la ruta de un día por Madrid, las últimas veces que hemos estado en la ciudad ha sido por razones de visados y las visitas han sido fugaces. Aun así, nunca falta un buen paseo entre animadas calles y terrazas.

5. A reveure, Barcelona (II)

Regresar a tu ciudad después de un año sin verla produce todo tipo de sensaciones. Alegría por reencontrarte con tu familia y amigos, nostalgia al caminar por las calles que antes veías a diario, incredulidad cuando te das cuenta de que la cerveza no cuesta $9 y no tienes que dejar un 20 % de propina, tristeza al irte de nuevo… Fins aviat, Barcelona!

4. Nueva York, de nuevo

Dijimos adiós a nuestra casa para volver a casa, una de esas contradicciones a las que nunca acabas de acostumbrarte. En Nueva York nos esperaba el otoño, que suena a saxo en Central Park y a hojas naranjas resquebrajándose bajo las botas.

A rainy Friday in New York. ☔ Viernes lluvioso en Nueva York. ?   Una foto publicada por Angie C (@masedimburgo) el

 

Fall in Central Park, part 2: row boats. ?? Otoño en Central Park, parte 2: los barquitos de remos. ??   Una foto publicada por Angie C (@masedimburgo) el

3. Otoño en Rhode Island

El penúltimo viaje del año fue una escapada al estado de Rhode Island, el más pequeño de Estados Unidos. Repartimos el tiempo entre Providence y Newport, vimos uno de los espectáculos de calabazas típicos del otoño americano y disfrutamos aprendiendo sobre la historia del país. Esta es nuestra guía para visitar Rhode Island.

 

2. Navidad en Nueva York

El año en Nueva York termina con días cortos y noches cada vez más frías. Nada que no cure una sidra caliente en algún mercado, o un paseo para ver los adornos de Navidad.

This just happened. Good night, NYC. #nofilter El atardecer de hoy en Nueva York. ??   Una foto publicada por Angie C (@masedimburgo) el

 

1. Copenhague… y 2016 en casa

Y, para despedir el año, ¡volvemos a casa por Navidad! Este año nos sentimos afortunados, sobre todo porque otras veces tuvimos que vivir esta época desde lejos. Qué haríamos sin los acróbatas de la distancia

La vuelta nos trajo, además, una bonita sorpresa: una escala de 5 horas en Copenhague, una ciudad que nos encanta y a la que teníamos muchas ganas de volver.

¿Y a vosotros, qué viajes y momentos os ha traído el 2015?