Cuenta un dicho escocés que, si quisieras sostener un mapa de Escocia sobre un alfiler, no tendrías más que situar la cabeza del alfiler sobre el pueblecito de Pitlochry. Esta localidad victoriana está enclavada en el corazón de Escocia, en la región de Perthshire, y sirve como puerta de entrada a las Tierras Altas. Al norte de Dunkeld y Perth, al sur del parque de los Cairngorms y a mitad de camino entre Edimburgo e Inverness, la situación de Pitlochry es ideal.

Pitlochry Escocia

Tal vez por eso, Pitlochry es un pueblo vacacional por excelencia, a pesar de su reducido tamaño y de su población, de menos de 3000 habitantes. Aun así, la ubicación es solo una de las razones que la convierten en una localidad escocesa con encanto. Un entorno natural espléndido, de bosques y páramos nutridos por el río Tummel, calles de elegante arquitectura victoriana, festivales, destilerías…

Y el favor de la reina Victoria, que visitó Perthshire en 1842 y quedó tan fascinada por la región que, después de ella, los visitantes llegaron en masa. ¿Te apuntas a visitar Pitlochry? Hoy te cuento 10 motivos por los que este pueblo es una buena parada de unas horas en tu viaje por Escocia.

Visitar Pitlochry Escocia

Tren de Pitlochry Escocia

10 ideas para visitar Pitlochry

1. De tienda en tienda en Atholl Road

Atholl Road, la pequeña calle principal de Pitlochry, tiene un cierto parecido a la callejuela principal de un pueblo alpino. Las casas de piedra, de estilo victoriano, están cubiertas de tejados oscuros y puntiagudos, rematados por hileras de chimeneas, y alojan hoteles, pensiones y tiendas destacadas con carteles de colores.

Los comercios se extienden hacia las calles vecinas de West Moulin Road y Bonnethill Road. Quizás te sorprenda que casi todos están dedicados a los souvenirs y al montañismo, aunque también encontrarás restaurantes y algún supermercado.

2. El Loch Faskally y la escalera de salmones

Si solo pasas unas horas en Pitlochry, una de las excursiones más sencillas que puedes hacer desde el pueblo es cruzar el río Tummel por alguno de sus bonitos puentes hasta llegar a la central hidroeléctrica. Allí puedes ver  la escalera de salmones, una serie de desniveles que permiten que los salmones sorteen la presa y naden a contracorriente hacia el Loch Faskally durante la migración anual.

Esta excursión es cortita, pero en la web de turismo te proponen otras rutas de senderismo y ciclismo en Pitlochry, además de actividades acuáticas y otros deportes.

Que ver en Pitlochry Escocia

Que hacer en Pitlochry Escocia

Mapa de Pitlochry Excursion Loch Faskally

Excursión para ver la escalera de salmones. Fuente: Pitlochry.org

3. Las destilerías

La mayoría de destilerías de whisky de Escocia ofrece visitas guiadas, y en los alrededores de Pitlochry encontramos dos: la de Edradour y la de Blair Atholl. Edradour es célebre por ser la destilería más pequeña de Escocia. Está a una hora a pie (10 minutos en coche, 30 minutos en el bus local número 24) de Pitlochry y puedes visitarla desde mediados de abril hasta mediados de octubre.

Blair Atholl queda todavía más cerca de Pitlochry, a 15 minutos a pie (o 5 en un bus local o en coche). Está abierta todo el año, aunque en este momento están de reformas y no ofrecen visitas guiadas, pero puedes visitar la tienda y llevarte un buen single malt como souvenir.

Destilería de Edradour, Pitlochry

La Edradour Distillery en una foto de Anna Pavlyuchkova (CC).

4. Queen’s View, el mirador de la reina

En las afueras de Pitlochry (unos 11 km al noroeste) se alza uno de los miradores más espectaculares de la región: el Queen’s View, el mirador de la reina. La panorámica sobrevuela el Loch Tummel y se extiende más allá, entre montañas, en una imagen impregnada de la belleza de los parajes de Escocia.

Puedes llegar en bus local o en coche: al pie del mirador hay un aparcamiento, un centro de visitantes y una cafetería que abre desde abril hasta finales de octubre.

Queens View en Pitlochry

Las vistas desde Queen’s View. Foto de Heather R (CC).

5. El Castillo de Blair

El Blair Castle, de un blanco impoluto que contrasta con los prados verdes y dorados que lo envuelven, es un castillo situado a unos 11 km al noroeste de Pitlochry (15 minutos en coche o en tren). Puedes visitarlo de abril a octubre y conocerás su historia, que se remonta a 1269 y sigue hasta nuestros días, y la de los Atholl Highlanders, el único ejército privado que existe en el Reino Unido. Tras conocer la historia de sus ocupantes a través de las 30 dependencias decoradas, termina la visita con un paseo por el jardín amurallado de Hércules.

Ruta por las Highlands de Escocia Blair Castle

6. El bosque encantado

Si visitas Pitlochry durante el mes de octubre, coincidirás con uno de los festivales más importantes de la región, el Enchanted Forest. Se trata de un espectáculo de luz y color que se instala en el bosque de Faskally, muy cerca del pueblo, en el que paseas entre los árboles y senderos y vas encontrando distintas instalaciones lumínicas y artísticas. Hay que comprar entrada (más barata entre semana) y es una experiencia para toda la familia, aunque seguro que los más pequeños son las que más la disfrutarán.

Pitlochry Enchanted Forest Escocia

El Enchanted Forest en una foto de B Campbell (CC).

 

7.  Explorers Garden, un jardín para exploradores

El Explorer Gardens es un jardín que se extiende junto al río y que, a modo de jardín botánico, congrega flora de distintas áreas del mundo y cuenta la historia de los cazadores que se aventuraron a tierras lejanas para traer de vuelta nuevas especies. Para completar el entorno natural, en el Explorers Garden encontrarás instalaciones artísticas. Abre de abril a noviembre y puedes explorarlo por tu cuenta o en una visita guiada.

8. Una obra en el Festival Theatre

Junto al Explorers Garden, en el mismo entorno idílico junto al río Tummel, verás el Festival Theatre, un teatro que alberga obras y conciertos durante todo el año. El programa de verano es el más multitudinario, así que si visitas Pitlochry durante los meses más cálidos, puedes ir a ver una obra y pasear de noche junto al río.

Puentes de Pitlochry Escocia

9. Los Highland Games

Pitlochry es una de las localidades que organiza Highland Games, los juegos tradicionales de las Tierras Altas de Escocia. El festival incluye música, danza y pruebas de fuerza, y tiene lugar el segundo sábado de septiembre. Te recomendamos asistir si te coincide por días, ya que son unas jornadas únicas que no verás en otro sitio. Tienes toda la información actualizada en la web de los Pitlochry Highland Games.

10. Ascenso al Ben Vrackie

Otra de las excursiones favoritas de quienes visitan Pitlochry es el ascenso al Ben Vrackie (841 metros), a unos 6 km al norte del pueblo. Tiene tramos muy agradables donde pasas por los páramos típicos de Escocia, y también algunos tramos bastante inclinados más exigentes, pero en verano el camino está bien cuidado. En cambio, con el hielo y la nieve el ascenso se complica en invierno. Puedes dejar el coche en el Ben Vrackie Car Park y comenzar a subir por el camino señalizado desde allí. En la web de WalkHighlands nos cuentan la ruta completa paso a paso.

Pitlochry Ben Vrackie Escocia

Las vistas desde el Ben Vrackie. Foto de Kenny Murray (CC).

 

Información para visitar Pitlochry

Cómo llegar a Pitlochry:

  • En coche. Pitlochry está junto a la A9, que conecta Edimburgo (a través de la A90) con Perth e Inverness. Desde Edimburgo, se tarda aproximadamente 1:30 h.
  • En bus.  Desde Inverness, Glasgow y Edimburgo puedes tomar llegar a Pitlochry en un bus de Citylink.
  • En tren. Pitlochry cuenta con una estación de tren muy bien conectada, a la que puedes llegar desde Edimburgo, Glasgow, Inverness, Aberdeen, Dundee, Stirling e incluso Londres.