A 2.265 metros de altura, llegamos a un alto en el camino y ante nosotros apareció, cobijado entre las montañas del cantón de Berna, uno de los lagos alpinos más bellos de Suiza, y tal vez del mundo. El lago Bachalpsee es el protagonista de millones de instantáneas: en los días plácidos, las aguas del lago reflejan los picos nevados de las montañas, dibujando una imagen idílica. Aquella mañana de agosto, la superficie del Bachalpsee temblaba con la brisa y proyectaba la luz del sol.

Lago Bachalpsee Suiza Mas Edimburgo

Al fondo del lago Bachalpsee se alza el Schreckhorn (4,078 m).

Aun así, fue la parada ideal para una de las excursiones más bonitas que hicimos en la región: de la estación de First al pueblo de Grindelwald, combinando senderismo, telecabina y trotti bike, una divertida bicicleta que solo encontrarás en las montañas suizas. ¿Me acompañas a andar valles y senderos?

Grindelwald-First en telecabina

El día comenzó en Grindelwald (1.034 m), un pintoresco pueblo ubicado en los Alpes berneses, frente a la pared norte del imponente Eiger. En otro artículo escribiré sobre el pueblo, donde nos alojamos durante diez días, punto de partida ideal para explorar el cantón de Berna.

Comenzamos el día tomando el telecabina en la estación de teleférico de Grindelwald. Tras un tranquilo ascenso que pasa por Bort y Schreckfeld, llegamos a la estación de First (2.166 m). Atrás fueron quedando las casitas del valle de Grindelwald, los glaciares y cascadas y las cimas nevadas. Desde la estación, si te atreves, sale la tirolina Flieger, con la que puedes volar cual pájaro hasta Schreckfeld (un descenso de 250 m).

Lago Bachalpsee Suiza Mas Edimburgo  6

Abandonando el valle de Grindelwald desde el la cabina del teleférico.

Lago Bachalpsee Suiza Mas Edimburgo  7

Restaurante con vistas en la estación de First.

El reino bovino: de First al lago Bachalpsee

Desde First, un sendero de 4 km (50 minutos) conduce al lago Bachalp (en alemán, ‘see’ en masculino significa lago). El terreno está cuidado y bien señalizado  y el desnivel es de apenas 100 metros, ideal si viajas con niños o te apetece una excursión sencilla sin renunciar al encanto. Porque, de camino hacia el lago, el verde lo envuelve todo, las vacas pastan a sus anchas por su reino (cuidado si te acercas, tienen fama de pocos amigos), y tú te sientes como si hubieras entrado en el universo de Milka. En aquella mañana de agosto, el sol calentaba la piel e incluso las vacas olvidaron su semblante desconfiado por unos minutos para tostarse.

Lago Bachalpsee Suiza Mas Edimburgo  4

¡Bienvenido al universo Milka!

Lago Bachalpsee Mas Edimburgo

Lo único que puede hacerse en una mañana cálida de agosto: tomar el sol.

Lago Bachalpsee Suiza Mas Edimburgo  3

Una privilegiada que todos los días tiene estas maravillosas vistas.

Alcanzamos el lago Bachalpsee, dividido en dos lagunas por una presa natural y resplandeciente bajo la luz. Como el resto del sendero, estaba tomado por vacas y turistas, aunque hubo espacio para la calma; para sentarnos a desayunar y contemplar el agua y los colosos que se alzan detrás, como el Shreckhorn, acariciando el cielo y los cuatro mil metros.

Lago Bachalpsee Suiza Mas Edimburgo4

Las aguas del lago Bachalpsee y, al fondo, los gigantes nevados.

Lago Bachalpsee Suiza Mas Edimburgo5

Peces en una de las lagunas de Bachalpsee.

Desde el lago, puedes tomar el camino que conduce al Faulhorn (2681 m), que aloja uno de los hoteles más altos de los Alpes. También puedes desandar el trayecto hacia First, aunque nosotros optamos por tomar un camino que, desde la derecha del lago, baja hasta la estación de Bort, entre Grindelwald y First, en una maravillosa excursión de 8 km (dos horas).

Entre arroyos y flores: descenso hasta Bort

Un sendero de montaña, o Bergweg, atraviesa el valle, entre lechos de flores silvestres, arroyos y cerros. El camino está bien señalizado con bandas rojas y blancas, pero necesitarás llevar calzado adecuado para caminar por terreno pantanoso.

Aquí, los turistas habían desaparecido. Tan solo quedaba el silencio del valle, bañado por las sombras y el arrullo de los riachuelos serpenteantes. De vez en cuando, alguna rana minúscula saltaba ante nosotros, o algún parapente surcaba las nubes, contra las montañas nevadas. Suiza es un país impresionante, pero allí, entre verde intenso y flores blancas y púrpura, su encanto se tornó casi irreal.

Mas Edimburgo Lago Bachalpsee Suiza

Un arroyo serpenteante en la preciosa excursión hacia Bort.

Mas Edimburgo Lago Bachalpsee Suiza 4

Ranas saltarinas en la preciosa excursión hacia Bort.

Lago Bachalpsee Suiza Mas Edimburgo2

Como si quisiera poner los pies en la montaña…

Mas Edimburgo Lago Bachalpsee Suiza 2

Tomando el sol entre flores.

Lago Bachalpsee Mas Edimburgo 2

Detalles en el camino.

Al cabo de una hora, llegamos a Waldspitz (1903 m), donde un pequeño restaurante ofrece cobijo. Desde allí, un camino de montaña continúa hacia Bort, adentrándose, esta vez, en el bosque. A la sombra de las coníferas, el empinado camino desciende en zigzag, revelando a cada poco flores, arándanos y setas. Tras unos 40 minutos, el bosque da paso a praderas, que desembocan en la estación de Bort.

Mas Edimburgo Lago Bachalpsee Suiza 3

Muy cerca de Waldspitz por el sendero de montaña.

Lago Bachalpsee Suiza Mas Edimburgo  2

Cabras monteses comiendo cerca de Waldspitz.

Lago Bachalpsee Suiza Mas Edimburgo3

A punto de llegar a la estación de Bort.

De Bort a Grindelwald a toda pastilla

Desde Bort, puedes regresar a Grindelwald en telecable o bajar andando en un trayecto muy agradable. O hacer como nosotros… ¡y alquilar una trotti bike! Antes de Suiza, no conocía este transporte, a medio camino entre una bicicleta y un patinete, que no permite pedalear, solo bajar; y con un inevitable aspecto de esas trampas para turistas en las que crees que no caerás.

Lago Bachalpsee Suiza Mas Edimburgo  8

Aparten las criaturas: de Bort a Grindelwald en trotti bike.

Lago Bachalpsee Suiza Mas Edimburgo  5

En la estación de Bort hay un parque alpino con cabañas y cuerdas ideal para los más pequeños.

Pero caímos. Y bajar deslizándonos a toda velocidad desde Bort hasta Grindelwald fue una experiencia divertidísima. El descenso se hace por carreteras secundarias y, aunque en algún tramo hay que esquivar algún coche o caminante, por lo general es un trayecto sin mayores obstáculos que mantener el equilibro y recordar frenar de vez en cuando. Tras una media hora, llegábamos de nuevo al punto de partida, la estación de telecable de Grindelwald, esta vez para dejar la trotti bike y volver al apartamento tras una de las excursiones más bonitas que recuerdo.

Información para visitar el lago Bachalpsee

Dónde dormir en Grindelwald

Recursos. Web oficial de la región de Jungfrau con excursiones, horarios y precios del telecable y toda la información necesaria.

Precios. Los ferrocarriles y telecables suizos son muy caros, pero si tienes tiempo, en verano puedes llegar andando a muchas estaciones. | Telecable Grindelwald – First: 31 CHF (25 €) | Telecable Bort-Grindelwald: 16 CHF (13 €) | Trotti bike Bort-Grindelwald (de mayo a octubre): 18 CHF (14 €). Estos telecables forman parte de la red de trenes Jungfrau Top of Europe; si tienes alguna tarjeta o pase especial, es posible que el billete esté incluido o tenga un descuento. Precios actualizados.