El Jardín botánico a través de las estaciones

Vivas donde vivas, siempre hay lugares que calan más que otros, que se incorporan a tu día a día de un modo tan natural que, sin darte cuenta, pasan a ser un escenario cotidiano. Eso es lo que me ocurrió con el Royal Botanic Garden; tras la primera visita, para mí se convirtió en uno de los lugares más especiales de Edimburgo.

Visitar Jardin Botanico de Edimburgo

Y es que las más de 28 hectáreas del Jardín botánico conforman un paraíso para los sentidos. Lo que en primavera es una explosión de color, en invierno son paisajes desnudos y escarchados, pero cada época invita a caminar, a perderse por los senderos, entre árboles colosales, pequeñas cascadas y ardillas, y a disfrutar de la paz de este refugio situado junto al parque de Inverleith en el barrio de Canonmills, a escasos 1.5 km al norte del centro de la ciudad, y muy cerquita también de Stockbridge.

Nacido en 1670 como jardín medicinal, el Jardín botánico de Edimburgo es hoy un centro pionero en investigación y divulgación científicas, y también un escenario natural ideal. La flora de la China y del Himalaya, la especialidad del jardín, convive con áreas escocesas y de otros lugares del mundo, y con rincones tan especiales como los majestuosos invernaderos victorianos. ¿Me acompañas a ver cómo se transforma el Royal Botanic Garden Edinburgh a lo largo del año?

Otoño e invierno: naturaleza dormida

A medida que te aproximas al jardín, el otoño se palpa en el ambiente. Entre la lluvia y el viento, el suelo resplandece con una espesa capa de tonalidades doradas. La naturaleza se duerme poco a poco, aunque no en los imponentes invernaderos victorianos, donde más de 2.400 plantas, como palmeras, orquídeas y flores de loto, se resguardan del frío y te invitan a viajar alrededor del mundo y a disfrutar del color.

En el exterior, las plantas alpinas también despuntan entre hojas secas, ramas desnudas y contrastes rojos, amarillentos y violeta.  La quietud envuelve, durante unos meses, el jardín

Visitar el Jardin Botanico de Edimburgo Visitar Jardin Botanico Edimburgo Visitar el Jardín Botánico de Edimburgo Visitar el Royal Botanic Garden Edimburgo Visitar el Royal Botanic Garden Edimburgo Visitar el Royal Botanic Garden Edimburgo Visitar el Royal Botanic Garden Edimburgo

Visitar el Royal Botanic Garden Edimburgo

Visitar el Royal Botanic Garden Edimburgo Un dia en el Jardin Botanico de Edimburgo  Mas Edimburgo (17) Visitar el Royal Botanic Garden Edimburgo

Visitar el Royal Botanic Garden Edimburgo Visitar el Royal Botanic Garden Edimburgo Un dia en el Jardin Botanico de Edimburgo  Mas Edimburgo (9)

Primavera y verano: despertar de los sentidos

Hasta que, con el comienzo del año, los primeros rododendros se abren y las campanillas blancas tapizan el suelo, despertando a las plantas de su letargo invernal. Poco a poco, los colores invaden cada rincón.

La primavera en Edimburgo el mejor momento del año para disfrutar del esplendor del jardín. Adéntrate en el Jardín y el pabellón chinos, cruza los arcos de setos en el Jardín conmemorativo de la Reina madre; escucha el gorjeo del agua en las cascadas y resguárdate en las sombras del Jardín de rocas. Descubre la flora de las Tierras Altas en el Jardín escocés, absorbe el aroma de las lilas, prímulas y peonias y contempla el espectáculo de color de los brezos…

Visitar el Royal Botanic Garden Edimburgo Un dia en el Jardin Botanico de Edimburgo  Mas Edimburgo (24) Visitar el Royal Botanic Garden Edimburgo

Un dia en el Jardin Botanico de Edimburgo  Mas Edimburgo (44)

Visitar el Jardin botanico de Edimburgo

Visitar Jardin Botanico Edimburgo

Visitar Jardin Botanico Edimburgo


Visitar Jardin Botanico de Edimburgo

Visitar Jardin Botanico de Edimburgo Visitar Jardin Botanico de Edimburgo
Visitar Jardin Botanico de Edimburgo

Y, antes de marcharte del Jardín botánico de Edimburgo…

No importa en qué época visites el Jardín botánico; no te marches sin sentarte a disfrutar de las vistas de Edimburgo. Son muchos los rincones tranquilos donde descansar o leer con la silueta de la ciudad de fondo.

Si quieres tomar algo, en el jardín hay varias cafeterías. En el edificio de The John Hope Gateway, además, puedes visitar exposiciones temporales gratuitas, y curiosear en la tienda del jardín; para mí, una de las más especiales de Edimburgo, ya que no solo es posible encontrar recuerdos típicos de Escocia, sino también una gran variedad de semillas, plantas y detalles.

¿Te apetece seguir paseando? Si tomas la salida de The John Hope Gateway y cruzas la carretera, entrarás en el extenso parque de Inverleith. Puedes bajar hasta el estanque y, desde allí, seguir caminando junto al Water of Leith hasta llegar al barrio de Stockbridge. La excursión Jardín botánico – Inverleith Park – Stockbridge es de mis favoritas; tiene naturaleza, arquitectura, cafeterías y rincones preciosos. ¡Espero que lo disfrutes tanto como yo!

Visitar Jardin Botanico de Edimburgo Visitar Jardin Botanico de Edimburgo Visitar Jardin Botanico de Edimburgo Visitar Jardin Botanico de Edimburgo Visitar Jardin Botanico de Edimburgo

Información para visitar el Jardín botánico de Edimburgo

  • Página web con actividades y horarios de apertura
  • Royal Botanic Garden Edinburgh; Inverleith Row / Arboretum Place; Edinburgh EH3 5LR
  • Acceso gratuito (se aceptan donativos); los invernaderos son de pago
  • Accesible a personas en silla de ruedas

El Jardín botánico de Edimburgo está situado en el barrio de Canonmills, aproximadamente a 1.5 km al norte del centro de la ciudad. Puedes llegar a pie desde Princes Street en unos 30 minutos o coger uno de los autobuses de Lothian Buses que tienen parada en los alrededores. Se accede al jardín desde Inverleith Row (East Gate) o desde Arboretum Place (West Gate y John Hope Gateway).