Un día en los estudios de Harry Potter - Más Edimburgo (40)

He aquí una niña trasladándose, con inquietud, de un sillón a otro de su casa. En las manos tiene un libro, y las páginas se suceden con avidez, liberando dragones, pociones y hechizos. Lejos quedan el colegio, el predecible mundo real. En ese otro universo, trepidante, puede suceder cualquier cosa.

Como millones de niños, poco antes de cumplir los once años yo también albergaba la esperanza de que, una tarde cualquiera, una lechuza entrara por la ventana del comedor para entregarme una carta. En el remitente, «Colegio Howgarts de magia y hechicería».

El estudio donde se rodó Harry Potter

No llegó ninguna invitación, pero sí más libros y pelis, más historias, más magia. El universo de Harry Potter atrapa a lectores y cinéfilos de todas las edades, y, tras recorrer las calles de Edimburgo en busca de los rincones que inspiraron a J.K. Rowling, hoy vamos a visitar el Warner Bros Studio Tour, en Londres, el estudio donde se rodaron las películas.

¿Nos acompañas a descubrir efectos especiales, decorados y atrezo? ¡Ponte detrás de las cámaras con este tour por el estudio de Harry Potter de Warner Bros!

Un día en los estudios de Harry Potter - Más Edimburgo (30)

Visitar los estudios de Harry Potter

Los estudios de Warner Bros está situados en Leavesden, a unos 30 km de Londres. Desde GoldenEye hasta La amenaza fantasma, pasando por Sherlock Holmes  y El caballero oscuro, en sus 50.000 m²  se han rodado, y siguen rodando, multitud de películas.

Sin embargo, la única parte convertida en museo es la de Harry Potter, cuya filmación llenó el estudio durante diez años, desde La piedra filosofal hasta Las reliquias de la muerte – Parte 2. ¿Preparado para la aventura? ¡Te contamos cómo es la visita paso a paso!

1. El gran comedor

En la cola para entrar al estudio te reciben el Ford Anglia volador que condujo a Harry y a Ron a Hogwarts y la alacena bajo las escaleras en el nº 4 de Privet Drive, entre otros objetos. ¡Comienza a notarse la magia!

Los estudios de Harry Potter en Londres

Tras la espera y una breve proyección, la pantalla se desliza para desvelar la primera gran sorpresa del día: ¡la puerta al Gran Comedor! Éste es uno de los momentos más emotivos del recorrido.

Cuando pisas el suelo de piedra de la sala, dispuesta como si de un momento a otro fuera a servirse un gran banquete, sientes que te adentras en un lugar familiar. Las robustas mesas de roble, las figuras de los personajes vestidos con la ropa de cada casa, los grandes ventanales, las estatuas…

Desde el detalle más diminuto, como los nombres tallados en las mesas, hasta la figura de Dumbledore presidiendo el comedor; todo es material original, que se fabricó a lo largo de diez años y ha aparecido en las sucesivas películas.Los estudios de Harry Potter en Londres

Los estudios de Harry Potter en Londres

2. Los decorados y exposiciones

Tras abandonar el Gran Comedor, comienza la parte libre de la visita. Ante ti se extiende una enorme nave repleta de artilugios y exposiciones: vídeos donde los actores cuentan anécdotas, colecciones de trajes… Y, sobre todo, ¡decorados espectaculares!

Es imposible no maravillarse a cada nuevo paso. Verás la cálida Sala común de Gryffindor y, junto a ella, la habitación de Harry, Ron, Dean, Seamus y Neville, con el pijama del joven mago tirado en la cama, como si fuera un día cualquiera en Hogwarts.

Los estudios de Harry Potter en Londres

Entrarás en la cocina de los Weasley, donde te sorprenderán los objetos que se mueven bajo encantamiento, como la sartén autolavable o las agujas de calcetar de Molly.

Los estudios de Harry Potter en Londres

Encontrarás al venerable director Albus Dumbledore en su despacho, guarida de libros. Allí verás la espada de Gryffindor, el Sombrero seleccionador y los retratos de los antiguos directores de la escuela, que tanto aconsejaron (¡y atosigaron!) al anciano.

Los estudios de Harry Potter en Londres

En la caótica cabaña de Hagrid saludarás a Fang y descubrirás cómo consiguieron que el actor, el escocés Robbie Coltrane, pareciera medio gigante.

Los estudios de Harry Potter en Londres

En la penumbra del aula de pociones aguarda la inquietante silueta de Snape. Como ejemplo del nivel de detallismo, cada frasco de cristal tiene una etiqueta pintada a mano, y está lleno de intrigantes sustancias.

Los estudios de Harry Potter en Londres

En el área dedicada a la pantalla verde aprenderás cómo se recrearon las escenas más trepidantes, como los torneos de quidditch, y podrás tomarte una foto montado en una escoba o en un coche volador (por desgracia, son de pago, y bastante caras).

Además de otros decorados curiosos, como el despacho rosa de Dolores Umbridge, durante el recorrido también verás objetos de todas las películas, como el diario de Tom Riddle, las copas de quidditch y la snitch dorada, el giratiempo de Hermione, la araña Aragog…

Es increíble comprobar el esmero que se puso en objetos que no aparecen en cámara, o lo hacen en segundo plano. Comprenderás cómo se fabricó la magia: gracias al minucioso trabajo e imaginación de miles de profesionales.

Los estudios de Harry Potter en Londres

Los estudios de Harry Potter en Londres

3. En el exterior

A medio camino, el recorrido te conducirá a la parte exterior de los estudios. Aquí hay una pequeña tienda donde comprar un tentempié… ¡o una butterbeer! La cerveza de los magos no lleva alcohol, pero sí toneladas de mantequilla.

Aquí podrás tomarte una foto junto al Autobús noctámbulo o montado en la legendaria moto voladora de Hagrid, o llamar a la puerta del nº 4 de la calle Privet Drive.

Los estudios de Harry Potter en Londres

4. Maquillaje y efectos especiales

De nuevo en el interior, te espera una sección sorprendente. A través de vídeos y atrezo se desvela cómo se crearon las criaturas y animatrónicos de las películas, como Dobby, el elfo doméstico; y cómo se caracterizó a los actores, como los goblins.

Te situarás detrás de las cámaras y comprenderás los secretos y el trabajo que entraña la creación de una película donde lo imaginario cobra un significado tan importante como lo real.

Los estudios de Harry Potter en Londres

5. El callejón Diagón

Es momento de visitar una de las calles más bulliciosas del universo de los magos, y otro de los momentos álgidos del recorrido. El Callejón Diagón, inspirado, según algunos, en Victoria Street, es la primera parada para cualquiera que necesite material mágico, desde una elaborada varita de Ollivander’s hasta alguna de las bromas de la tienda de los Weasley.

¡Visítalo con Google Street View desde aquí! Los mapas de Google alcanzan lugares cada vez más remotos, y desde hace poco, puedes pasear por esta parte de los estudios desde casa.Los estudios de Harry Potter en Londres

6. Hogwarts, donde comienza y acaba la magia

Cuesta describir la última parte del recorrido, una maqueta de Hogwarts que se utilizó para grabar algunos planos de la escuela. Es detallista e hipnótica, y también es la confirmación de que la magia existe. En cada ventana iluminada, en cada pequeña antorcha, en cada pared escarpada…

Una culminación a la altura de un recorrido extraordinario. Aunque, a decir verdad, no es el final… Cuando salgas de la habitación, te espera una enorme tienda de regalos, ¡de la que te será muy difícil escapar con las manos vacías!

Los estudios de Harry Potter en Londres Los estudios de Harry Potter en Londres

Los estudios de Harry Potter en Londres

Extra: Hogwarts Express y el andén 9 y ¾

Desde 2015, el estudio de Harry Potter tiene una nueva y espectacular área: el andén 9 y ¾, donde te espera el Hogwarts Express. Es el mismo tren de vapor que se usó para las películas (aunque varios planos se rodaron en el viaducto de Glenfinnan, en Escocia, con el tren Jacobite), así que puedes imaginar lo emocionante que es subir a bordo, descubrir cómo grabaron escenas como la de la rana de chocolate o la de los Dementores… ¡e intentar empujar el carrito cargado de maletas a través de la pared que conecta el mundo muggle con la estación de los magos!

Hogwarts Express estudios de Harry Potter Londres

Una experiencia del rodaje

Almudena Sena, efectista en el equipo de Harry Potter y las reliquias de la muerte

Como muestra del minucioso trabajo que entrañaron las películas, me hace mucha ilusión compartir la experiencia de Almudena Sena, una maquilladora y efectista española que participó en el rodaje de Harry Potter y las reliquias de la muerte, y nos cuenta su increíble experiencia caracterizando a uno de los goblins de Gringotts. ¡Muchísimas gracias!

Maquillaje y FX

«Cuando llegué, Nick Dudman, el jefe de FX (efectos especiales), nos dijo que la carpa en la que trabajaríamos la habían montado especialmente para nuestra escena, porque, a pesar de que había un edificio entero dedicado al departamento de maquillaje y FX, éramos tantos en una misma escena que habían decidido montar esa carpa gigantesca para poder estar ahí maquillando.

Yo estuve aplicando prótesis a un actor que hacía de goblin. En total, eran unos 50 o 60 actores enanos que protagonizaban esa escena, y efectistas éramos el doble, ¡porque necesitaban a 2 maquilladores para cada actor!

A pesar de que nosotros poníamos las prótesis, luego había dos caravanas fuera del set, una de lentillas y otra de dientes postizos. Cuando terminábamos de maquillar, los actores pasaban por las caravanas y les ponían los dientes y las lentillas, que es algo que tiene que hacer un personal especializado en ese campo.

Un día, estábámos esperando a que empezaran a rodar, y apareció Helena Bonham Carter y empezó a preguntarnos por qué teníamos una identificación que ponía “TEAM GOBLIN”. Le explicamos que era porque maquillábamos a los goblins en la película, y que por eso éramos de su equipo. Todos los actores principales tenían sus dobles, era súper raro, porque desde lejos se parecían un montón, pero de cerca… ¡nada!».

Un día en los estudios de Harry Potter - Más Edimburgo

Almudena (izquierda) con el equipo y el goblin al que caracterizaron.

Los decorados: curiosidades

«El estudio era enorme, había una especie de taxis que te llevaban desde un set a otro, porque ir andando era imposible.

Una cosa que me chocó muchísimo, fue la primera vez que me acerqué a la cantina, donde servían las comidas. Tenía que cruzar un edificio lleno de props, y me chocó ver, entre todo lo que había, el espejo de Erised que salía en la 1ª película; ¡creo que es cuando me di cuenta de que realmente estaba trabajando en Harry Potter! Cuando no llovía a mares, iba a la cafetería por la calle en vez de por dentro del edificio, y así cruzaba primero Hogwarts y seguido Privet Drive. Estaba todo construido uno al lado del otro, era muy raro verlo en la película a cientos de km, y en la realidad edificado al lado.

Los escenarios eran increíbles, todo cuidado al mínimo detalle. Mientras estábamos en el set de Gringotts rodando, por ejemplo, nos teníamos que poner una especie de bolsitas azules en los zapatos para no manchar el suelo, porque era de mármol de verdad. Nos hicieron un tour por todos los sets, y uno de mis compañeros llevaba un iPod con la banda sonora, así que cuando entramos en el Gran Comedor, estábamos escuchando a la vez la música de la película, y era como estar en Hogwarts, que realmente lo estábamos, pero en Hogwarts de la película.

Me reí mucho cuando fuimos a ver el despacho de Dumbledore. Me hizo gracia que el Pensadero estuviera forrado de color verde, un croma para que los de efectos visuales pudiesen insertar lo que quisieran, pero lo que más gracia me hizo fue abrir un libro antiguo que había en la estantería. Esperaba encontrarme un libro del siglo XII, y ahí me encuentro… ¡la guía telefónica forrada con una tapa elegante! Por si acaso Dumbledore necesitaba un albañil.

Dentro del set también había muchísimos espacios que no estaban dedicados a la película, sino aulas de estudio para los actores, estación de bomberos…

Fue desde luego una de las mejores experiencias que he tenido, no sólo porque yo ya fuese hiper fan de los libros y películas, sino porque trabajar en una gran producción y con tanta gente involucrada, me pareció una pasada».

«No story lives unless someone wants to listen.»

«Ninguna historia vive a menos que alguien quiera escucharla».

– J.K. Rowling

Un día en los estudios de Harry Potter - Más Edimburgo (31)

Cómo visitar los estudios de Harry Potter

  • Warner Bros Studio Tour, Leavesden | £35 (adultos) o £27 (niños)
  • ¿Cuánto dura la visita? Unas 3 horas, aunque, desde que sales del Gran Comedor (la única parte guiada del recorrido), la visita es libre y puedes quedarte tanto tiempo como quieras.
  • ¿Hay que comprar entrada antes? Sí, es imprescindible comprarla con antelación y elegir hora. Aquí puedes comprar la entrada con traslado incluido (traslado privado del centro de Londres hasta la puerta de los estudios). Entrega la confirmación de compra en la taquilla y te darán la entrada original.
  • Transporte directo desde el centro de Londres al estudio. La opción más cómoda es un bus que te recoge en el centro de Londres y que te lleva directamente al estudio. Puedes contratar el traslado (con la entrada al estudio incluida o sin ella) desde aquí.
  • Cómo llegar al Warner Bros Studio London en transporte público. Lo más económico es coger el tren desde London Euston hasta Watford Junction (20 min.; consulta precios en National Rail). Desde la estación de Watford Junction sale un autobús especial que te traslada al estudio en 15 min por £2,5 ida y vuelta. Necesitarás la confirmación de la entrada para mostrarla a bordo. En la web encontrarás información detallada.
  • Dónde dormir en LondresHaz click y verás una lista de hoteles de todos los presupuestos.
  • Accesibilidad: Accesible en silla de ruedas (indícalo al comprar la entrada, pues te reservarán un asiento especial para la proyección).